ASO llega a un acuerdo con la Federación Alemana de Ciclismo (BDR) para resucitar la Vuelta a Alemania en 2018, tras diez años de ausencia en el calendario ciclista.

La Federación Alemana de Ciclismo (Bund Deutscher Radfahrer) y ASO, la empresa organizadora del Tour de Francia, han alcanzado un acuerdo para la promoción sostenible del ciclismo, con la recuperación de la Vuelta a Alemania como pieza fundamental.

La ronda germana dejó de disputarse en 2009 debido a los escándalos de dopaje en el mundo de la bicicleta que provocaron la huida masiva de los patrocinadores. Alemania le giró la cara al ciclismo. Fue perdiendo equipos de alto nivel, incontables carreras hasta el punto de que solo figura una carrera alemana en el calendario WorldTour 2016, e incluso se dejó de emitir el Tour de Francia por televisión. Sin embargo, lo que no paró fue el talento, que siguió aflorando en las piernas de hombres como Tony Martin, Marcel Kittel o John Degenkolb.

El repunte del interés por el ciclismo ligado a estos nombres ha repercutido en la aparición de nuevos equipos como Bora-Argon 18 y Team Stolting, además de en la recuperación de un equipo WorldTour con el traslado de la estructura del Giant-Alpecin desde Holanda al país germano y en el acuerdo para que Dusseldorf acoja la Grand Départ del Tour de Francia 2017.

La recuperación de la Vuelta a Alemania pretende ser el espaldarazo definitivo para el inicio de una nueva era del ciclismo en Alemania. El presidente de la BDR asegura: “Es un acuerdo fundamental para la Federación Alemana. La nueva Vuelta a Alemania puede ayudar a difundir la afición al ciclismo en nuestro país. Hay 27 millones de alemanes que utilizan la bicicleta con regularidad y muchas ciudades alemanas han reconocido la importancia del ciclismo en sus estrategias de movilidad”.

También ha explicado que constará de “sprints y recorridos similares a los que se encuentran en las grandes clásicas, plagados de dificultades, a fin de crear una carrera nerviosa y sin aliento de principio a fin. También servirá de trampolín ideal para la nueva generación de corredores por etapas alemanes”.

Degenkolb Kittel Martin

Dege, Apolo y Der Panzerwagen, el brillante presente del ciclismo alemán.