El puerto de 1ª categoría, de 16 kilómetros y con un porcentaje medio del 6 %, acogerá el final de la quinta y última etapa de la 62ª edición de la Ruta del Sol.

La Vuelta Ciclista a Andalucía 2016, que se celebrará entre el 17 y el 21 de febrero, tendrá en esta ocasión un final de carrera inédito en su dilatada trayectoria, con 61 ediciones hasta la fecha. Se trata del puerto de Peñas Blancas, que ya fue final de etapa de la Vuelta Ciclista a España 2013 y que acogerá el final de la quinta y última etapa de la Ruta del Sol.

Así se presentó el pasado viernes en la Diputación de Málaga, donde se hizo un primer avance de una 62ª edición que quiere superar los niveles de excelencia alcanzados en 2015, cuando el británico Chris Froome batió a Alberto Contador para hacerse con la clasificación general de la prueba. Como recalca Mario Bendodo, presidente de la Diputación, “queda patente la apuesta de la Diputación de Málaga por el ciclismo profesional, como lo demuestra a su vez la vinculación de este ente provincial con la Vuelta Ciclista a España y su paso por la provincia en los últimos años”.

El domingo 21 de febrero, la carrera se adentrará en el Paraje Natural de los Reales de Sierra Bermeja, con la ascensión a Peñas Blancas, que puede ser un enclave decisivo para la resolución final de la Vuelta a Andalucía 2016. El puerto de 1ª categoría, con 16 km de ascensión, 1.003 metros de altitud y un porcentaje medio del 6 % que parte desde el nivel del mar, verá disputarse el título de vencedor y será la guinda de oro de la 62ª Ruta del Sol.

Con motivo de la primera ronda por etapas del calendario nacional, Estepona volverá a traer a los mejores ciclistas y equipos del pelotón internacional a la provincia de Málaga.