Etapa 1: Balneario de Laias – Castrelo de Miño. 29 kms. CRE. Primera diferencia con respecto a años anteriores. La crono por equipos inaugural es como tres veces más larga, por lo que probablemente se abrirán ya las primeras diferencias de cierta entidad entre los equipos. Ya no será un simple test inicial, sino una jornada a tener muy en cuenta.

etapa1

Etapa 2: Ourense – Baiona, 159 km. Llana. Primera jornada en línea de la carrera y primera oportunidad para los hombres rápidos. El Alto de Montouto (2ª) definirá al primer líder de la Montaña de la Vuelta.

etapa2

Etapa 3: Marín (Pontevedra) – Dumbría. Mirador Ézaro (A Coruña), 170 kms. Media montaña, final en alto. Primera batalla entre los favoritos en las terribles rampas del Mirador de Ézaro. A diferencia de años anteriores, el trazado tiene buenos mimbres para que haya guerra. Carrota y Paxareira, ambos de 2ª, marcan unos últimos 50 kilómetros muy quebrados con el Mirador de colofón.

etapa3

Etapa 4: Betanzos (A Coruña) – San André de Teixidó (Cedeira), 161 km. Media montaña, final en alto. A priori, más suave que el día anterior. Dos puertos de 3ª en la parte inicial antes de terminar en el Mirador Vixía de Herbeira (2ª). Unos 13 kilómetros con un descanso en medio y sin enormes rampas. Debe llegar un grupo numeroso.

etapa4

Etapa 5: Viveiro – Lugo, 170 km. Llana. Otra oportunidad para los velocistas. La parte central es más quebrada, con dos puertos, lo que probablemente facilitará la aparición de los aventureros. Pero los sprinters tratarán de controlar la situación.

etapa5

Etapa 6: Monforte de Lemos- Luintra. Ribeira Sacra,  158,3 km. Media montaña. Dos puertos de segunda para que los hombres rápidos no lleguen. El último puerto, el Mirador de Cabezoas se corona a poco más de 12 de meta. Así que los favoritos deberán estar bien atentos. Aquellos sprinters que pasen bien la media montaña –tipo Sagan- tienen una oportunidad de oro
etapa6

Etapa 7: Maceda – Puebla de Sanabria, 158,3 km. Media montaña. Otra jornada muy propicia para fugas, con tres puertos. El final, en cambio, es más suave con un tercera a 19 de meta. Por tanto, si la etapa no se lleva viva desde el principio hay opciones de sprint, aunque no estarán todos los hombres rápidos en esa pelea.

etapa7

Etapa 8: Villalpando (Zamora) – La Camperona, 177 km. Llana, final en alto. No se puede definir como llana, pero tampoco de montaña. Así que llana con final en alto. Y con poco que comentar. Un total de 170 kilómetros completamente planos antes de subir las durísimas rampas de La Camperona. Los favoritos tratarán de guardar y se ganará por un puñado de segundos. Atacar de lejos en estos muros es un suicidio.

etapa8

Etapa 9: Cistierna (León) – Alto del Naranco, 165 km. Media montaña. Final en alto. Un clásico de la Vuelta, abandonado en los últimos tiempos hasta que se recuperó en 2014. Antes, el también típico paso por Santo Emiliano y Manzaneda (3ª). Buen día para aventureros y con resoluciones siempre interesantes. Además del prestigio de ganar en una cima que, si bien no es de dureza extrema, sí guarda un halo místico en esto del ciclismo.

etapa9

Etapa 10: Lugones – Lagos de Covadonga, 186,6 km. Montaña. Final en alto. Hemos tenido que esperar hasta la etapa 10 para ver el primer día de montaña pura. Otro clásico asturiano, primero con el Fito y después los Lagos. Aquí seguro que habrá diferencias porque esta cima rara vez defrauda. Además, los corredores la atacarán justo antes del día de descanso.

etapa10

Etapa 11: Colunga. Museo Jurásico – Peña Cabarga, 168,6 km. Llana. Final en alto. Siendo honestos y aunque duela, creo que es el mayor desastre de la Vuelta. Se entra desde Asturias, se atraviesa la línea costera cántabra –siempre con sube-bajas constantes aunque suaves- y a por Peña Cabarga. Era más difícil hacer esto que meter aunque fuese un puerto en medio. La región más montañosa de España ve reducida su aportación en el empinado puerto, colmado en su cima de repetidores y antenas.

etapa11

Etapa 12: Los Corrales de Buelna – Bilbao, 193,2 km. Media montaña. Una de las jornadas más largas, y también de las más bonitas. Se sube otro clásico olvidado como Alisas (2ª), La Escrita y finalmente el doble paso por el Vivero, que puntúa como de tercera pero es algo más. El público vasco no fallará y esperemos que la carrera tampoco. El final es idéntico al de 2011, que fue un gran éxito.

etapa12

Etapa 13: Bilbao – Urdax-Dantxarinea, 212,8 km. Media montaña. Hasta siete puertos nos encontramos en esta interesantísima jornada, que además es larga. Lo ‘malo’ es que son todos de tercera, salvo Otsondo, que se corona a sólo cinco kilómetros de meta. Sin duda, de lo mejor que ha planteado la Vuelta este año. Habrá batalla en un terreno que se presta muchísimo a la lucha estratégica y táctica entre equipos.

etapa13

Etapa 14:  Urdax-Dantxarinea- Aubisque-Gourette, 195,6 km. Montaña. Final en alto. Por fin, una etapón de montaña como Dios manda. Los más puristas seguro que han respirado tranquilos al verlo. Cuatro puertos, tres de 1ª y un HC. La única ‘pega’ es que hay terreno entre ellos, pero en cualquier caso quien quiera hacer diferencias no va a tener otra opción como esta. Inharpu, Pierre Saint-Martin, Marie Blanque y Aubisque. Podría ser una etapa del Tour.

etapa14

Etapa 15: Sabiñánigo – Sallent de Gállego. Aramón Formigal, 120 km. Montaña. Final en alto. Etapa cortita y probablemente la de menos dureza. Buena para que una fuga numerosa termine con éxito, como ya ocurriera en 2013. Tampoco el final de Formigal, aunque de 1ª, es selectivo como para romper la baraja entre los favoritos.

etapa15

Etapa 16: Alcañiz – Peníscola, 158 km. Llana. Por fin, un día para los sprinters después de una semana sin opciones. Los velocistas tendrán que hacer de tripas corazón en esta Vuelta, ya que casi todas las oportunidades están en la tercera semana.

etapa16

Etapa 17: Castellón – Llucena. Camins del Penyagolosa, 173,3 km. Montaña. Final en alto.  Final inédito en el Levante, pero sólo por el nombre. Es decir, el puerto no se ha subido nunca pero no deja de ser similar a las etapas unipuerto. Cuatro kilómetros al 12,9% de media, con máximas del 22% al estilo Xorret de Catí. En medio, dos puertos de segunda como Serratella y Benasal, pero desde la cima del último habrá 60 kilómetros hasta la base de Mas de la Costa, donde acaba la etapa.

etapa17

Etapa 18 Requena – Gandía, 191 km. Llana. Una nueva jornada para los hombres rápidos antes de la traca final, donde los jefes de la general podrán tomar un respiro y deberán evitar caídas.

etapa18

Etapa 19: Xàbia – Calp, 39 km. CRI. Quizás algo más incómoda que la de Burgos, pero manteniendo la misma tónica. Una jornada donde los más completos puedan sacar tiempo –o recuperarlo- frente a los escaladores, y además sin más muros por delante. Muy buena crono para corredores tipo Froome o Dumoulin. E incluso Contador, si viniese en forma.

etapa19

Etapa 20: Benidorm – Alto de Aitana. Escuadrón Ejército del Aire, 184 kms. Montaña. Final en alto. La última batalla de la Vuelta, también cuesta arriba en lugar de cuesta abajo, como fuera en 2015. Un total de cinco puertos, con Tollos y Tudons, ambos de segunda, como elementos para endurecer la carrera. Desde allí, 30 kilómetros tampoco del todo cómodos y a por el Alto de Aitana. Todo lo que haya en juego deberá decidirse al todo o nada en las rampas del puerto levantino, con 14 kilómetros muy constantes en torno al 7,5-8% y con rampas máximas del 14.

etapa20

Etapa 21: Las Rozas – Madrid, 102,5 km. Llana. Fin de fiesta con el tradicional paseo por el circuito de Madrid. El interés, la victoria de etapa y algún maillot como el de puntos que pueda estar en juego.

vuelta a españa 2016, recorrido