El tejano admitió que su dopaje empezó antes de contraer el cáncer, su palmarés podría reducirse a una Vuelta a Galicia y otras competiciones menores.

El ciclista estadounidense habría admitido en un interrogatorio consumir Synachten en 1993, tres años antes de su cáncer testicular, según ha publicado el diario USA Today. En caso de confirmarse esta información, Armstrong podría ser también desposeído de la medalla de oro en el Mundial de 1993 en Oslo, en el que Miguel Indurain fue plata y el alemán Olaf Ludwig fue bronce. Según el diario estadounidense, Lance Armstrong confesó haberse dopado, al menos, desde 1993 (“probablemente”) con la ingesta de Synachten, un estimulante de las glándulas suprarrenales si se inyecta en personas sanas.

Lance ARMSTRONG. (USA) Miguel INDURAIN. (Esp) Olaf LUDWIG. (Ger)

Mundial de Oslo 1993: Armstrong, Indurain y Ludwig.

Tras la drástica rebaja a la que le sometió la AMA en 2012, el palmarés oficial de Lance Armstrong mantenía los logros conseguidos antes de 1996, cuando se le diagnóstico cáncer de testículo. Sin embargo, esta última revelación señala que Armstrong ya se dopaba antes de contraer la enfermedad. Precisamente1993 fue el año de su despegue en el campo profesional, cuando con 22 años logró acaparar por vez primera un buen número de triunfos (10 aquel año) más la sonada victoria en el citado Mundial de Oslo. Esta investigación a la que se está sometiendo el tejano responde al interés del Gobierno federal en recuperar la inversión en patrocinio que, vía la empresa estatal US Postal, realizó tanto en el equipo como en el propio Lance Armstrong. Fuentes de la investigación señalan que el Gobierno reclama a Armstrong por daños y perjuicios cien millones de dólares, más del doble de los 40 millones que invirtió en su día en el equipo ciclista.