“No puedo esperar a que Wiggins marque su registro. Es ahora o nunca”. Con ese espíritu atacó Gustav Erik Larsson el récord de la hora esta tarde en Manchester. No llegaba a tope de forma, mermado por la fractura de varias vértebras que se produjo en junio del año pasado; no tenía una gran experiencia en pista, y trató de enjugarla trabajando intensamente con su director en Cult Energy y medallista olímpico en el velódromo, Luke Roberts, en la semana previa a su intentona. Incluso el material necesario llegó algo más tarde de lo esperado, impidiendo realizar los ajustes exhaustivos necesarios en esta competición de milímetros.

Total: 50,016km durante una hora en la que mantuvo el ritmo de forma adecuada, sin venirse abajo ni tampoco arriba. Se quedó a casi dos kilómetros y medio de Rohan Dennis, pero al menos batió holgadamente el récord nacional de Suecia. “Estoy un poco triste”, tuiteó. “Tras los primeros cinco minutos supe que este no iba a ser mi día”.

La contienda por el récord de la hora continúa abierta en espera de ese esfuerzo estratosférico que todo el mundo espera de Bradley Wiggins y llegará, en teoría, en el mes de junio. No hay ninguna otra tentativa con fecha confirmada, pero arrecian los rumores en torno al británico Alex Dowsett. El ciclista de Movistar Team tenía cita con la historia para finales de febrero, pero tuvo que cancelarla por una inoportuna caída en la que se rompió la clavícula.

Anteriores asaltos al récord de la hora
Thomas Dekker. 25/02/2015; 52,221km
Rohan Dennis. 08/02/2015; 52,491km
Jack Bobridge. 31/01/2015; 51,300km
Matthias Brändle. 30/10/2014; 51,852km
Jens Voigt. 18/09/2014; 51,125km

Fotografía principal de @andygerrie