La firma francesa presenta su colección 2017, centrada en los modelos Scylon, Izon y Fluydity con la horquilla Aktiv, que ahora está disponible para frenos de disco.

Time presenta algunas novedades en su llamativa gama de cuadros y bicis 2017. La firma francesa mantiene su apuesta por ofrecer una selecta propuesta de cuadros de carbono de gama alta made in France, mediante su sistema RTM.

La colección Time para la nueva temporada se centra en tres modelos: Scylon, Izon y Fluydity. El primero de ellos es la máquina más aero de la factoría francesa, un cuadro que este año incorpora un pequeño cambio de nombre (de Skylon a Scylon); el siguiente es Izon, el cuadro más versátil, dinámico y polivalente; y finalmente el modelo Fluidity es la propuesta gran fondo de Time, un cuadro que aporta la dosis justa de confort y rendimiento con una geometría algo menos racing que los anteriores.

Todos estos cuadros se pueden conseguir en varias opciones de pintura, montajes y acabados. Entre estas opciones destaca la posibilidad de incluir la horquilla Aktiv, diseñada para neutralizar las vibraciones de la carretera, que este año está disponible en su versión para frenos de disco con un nuevo eje pasante de 12 mm en todos los cuadros. También son nuevas las llamativas pinturas, que incluyen grafismos muy atrevidos en rosa, verde y naranja… además de otros diseños más clásicos. Otra novedad de la nueva gama 2017 es que todos los cuadros pueden incluir horquilla Aktiv independientemente de que se opte por tija tradicional o integrada (Translink).

Time sigue generando valor al ser una de las pocas marcas europeas que aún fabrican sus cuadros en su fábrica en su país de origen, que recientemente se ha trasladado a Voreppe, cerca de Grenoble. Esto permite a la firma francesa mantener un flujo constante de producción de cuadros, sin roturas de stock, ni largas esperas por parte del cliente. El tiempo máximo de espera de una bicicleta Time–incluso con un alto nivel de personalizado– es de un mes aproximadamente.