Vamos camino de cerrar el tercer mes de mercado ciclista. Estamos casi a finales de octubre, y los corredores que no han encontrado acomodo ya –en las dos primeras divisiones del ciclismo mundial, la Continental es otra historia– será difícil que lo hagan. Todavía quedan algunos huecos y hay plantillas dando los últimos retoques, pero el grueso de los fichajes está hecho y los presupuestos ya empiezan a ver el fondo.

A estas alturas, hemos querido rescatar aquí los que pensamos que son, por el momento, los cinco fichajes más extraños o llamativos de lo que llevamos de un mercado que no se preveía gran cosa y que, sin embargo, está dando mucho de sí. Recuerden: no hablamos de fichajes importantes -Sagan, Contador, Nibali…- que ya se sabía que se moverían y más o menos estaba claro dónde. Curiosamente, tal vez en esto nuestra procedencia distorsiona la realidad, tres de ellos son ciclistas españoles. Esta es la lista:

5. Juanjo Lobato, de Movistar al Lotto NL-Jumbo. Además fue prácticamente el primer movimiento que se anunció de forma oficial. El velocista gaditano, que ha tenido una temporada irregular en las filas telefónicas este año, se marcha a un Lotto NL-Jumbo que ha encontrado en Groenewegen a su bala para las llegadas masivas. Es cierto que Lobato siempre ha querido correr clásicas como Flandes. Tal vez le ha llegado el momento a sus 28 años –los cumplirá en diciembre-, veremos qué sacan de él los neerlandeses.

kreuziger

4. Roman Kreuziger, de Tinkoff a Orica-Bike Exchange. Al desaparecer Tinkoff, el checo era uno de los nombres interesantes que quedaba en el mercado. Cualquier gran equipo le podría dar mucha utilidad como gregario de lujo en un Tour o un Giro. Nairo, Froome, el propio Contador que ya lo ha tenido… pero Orica se adelantó a todos y lo fichó también a primeros de agosto. Ahora su experiencia como bastón de apoyo en la montaña estará al servicio de Esteban Chaves y los hermanos Yates. Grandísimo refuerzo para el conjunto australiano.

3. Ion Izagirre, de Movistar a Bahrain-Merida. Lo verdaderamente llamativo de este caso es que no ha sido un fichaje al uso. Es decir, no se trata de un corredor que queda libre y empieza a buscar equipo a partir de agosto. En este caso el fastuoso proyecto de Oriente Medio ha llamado directamente a la puerta de Izagirre hasta que ha terminado por echarla abajo. El vasco rompió su contrato con Movistar y firma con el equipo de Nibali.

Hay que aclarar que Izagirre ha hecho este año su mejor temporada hasta la fecha, con varias victorias de gran valor y entre ellas una etapa del Tour de Francia. En 2017 se centrará en las vueltas de una semana, pues sus dificultades para pasar la alta montaña le impiden –por el momento y aún con margen de mejora- disputar grandes vueltas. Tiempo al tiempo, no obstante.

ion-izagirre-movistar-team-tour-romandia-suiza-polonia

Izagirre, celebrando su victoria en Indurain. Foto: Movistar Team

2. Tony Martin, de Etixx-Quick Step a Katusha. Cinco años llevaba el bueno de Martin en la estructura de Lefevere, bajo dos denominaciones distintas. Contrarrelojista de los que marcan época, tenía su sitio perfectamente definido en el conjunto belga. O eso pensábamos todos, porque el alemán se marcha a Katusha el año que viene en lo que viene siendo un proceso de internacionalización del equipo tras la entrada de Alpecin como nuevo patrocinador.

Así que el ‘Panzerwagen’ será una de las caras visibles de este nuevo proyecto, que pasará de 10 rusos a apenas cuatro en 2017. Llegan más alemanes como Rick Zabel o Marco Matthis, el campeón del mundo sub23, por lo que se da la circunstancia de que el mismo equipo va a tener a los dos campeones del mundo contrarreloj de este año. Y a Mads Würtz, que ya se llevara el oro en 2015, también en la categoría sub23. Desde luego, van a tener buen maestro del que aprender.

1. Joaquim Rodríguez, de Katusha a Bahrain-Merida. Sí, señores. ‘Purito’ se retiraba. Lo dijo en el pasado Tour de Francia, pero finalmente ha decidido dar marcha atrás y el protagonista de esta historia es… ¡Bahrain-Merida! Necesitado de puntos como estaba el equipo, ha tenido que recurrir a todo para conseguir una cantidad suficiente como para meterse sobradamente en el World Tour de 2017 que, recordemos, en teoría sólo tendrá 17 equipos. Ya veremos si eso se cumple luego, pero bueno.

‘Purito’, el ciclista que supo sacarse siempre el máximo partido, aguantará una temporada más a sus 37 años y probablemente una vez acabe su contrato siga en el organigrama de la estructura. Veremos qué nivel es capaz de ofrecer y qué calendario decide disputar. El jefe del equipo será Nibali, de eso sí que no hay discusión posible.