El francés hizo públicos sus datos durante la durísima quinta etapa del Tirreno-Adriático.

Por si alguien no vio la quinta etapa de la vigente edición de Tirreno-Adriático, le podemos asegurar que esta se disputó, cuanto menos, como una clásica primaveral anticipada. A un recorrido largo (sobrepasando la barrera de los 200 km) y un perfil rompepiernas, se le sumó una lucha frenética entre los distintos corredores que luchaban tanto por la general como por la victoria parcial de la carrera.

Para que nos hagamos una idea –en números– de cómo fue esta exigente etapa, el corredor francés Thibaut Pinot tuvo a bien compartir sus datos de Strava durante la jornada. La carrera transcurrió a lo largo de 209 kilómetros al norte de la famosa región italiana de L’Aquila, entre las localidades de Rieto y Fermo.

Además de un extenso kilometraje, la jornada contó con mucha más montaña y dureza de la que cabía esperar en un principio. Solo aparecían tres puertos como puntuables, pero el desnivel positivo acumulado se disparó hasta los 3.000 metros, con rampas que superaron el 22 % en algunos tramos.

A pesar de la dureza, Pinot y el resto de los corredores cabeceros promediaron una media estratosférica de 42 km/h durante las cinco horas que duró la etapa. Además, el francés consiguió dos KOMs, uno de ellos cuando salió tras uno de los ataques de Nairo Quintana y otro cuando esprintó para la victoria final de etapa, que acabó perdiendo (para hacer segundo) contra un intratable Peter Sagan.

Lo único que todos echamos en falta son tanto los datos de potencia como de frecuencia cardíaca de Pinot, para acabar de hacernos una idea de lo que supone realizar este tipo de recorridos a estas velocidades.

VÍDEO KILÓMETROS FINALES DE LA ETAPA

DATOS STRAVA:

 

  • “Lo único que todos echamos en falta son tanto los datos de potencia como de frecuencia cardíaca de Pinot, para acabar de hacernos una idea de lo que supone realizar este tipo de recorridos a estas velocidades.”

    Carlos Verona, al que se le puede seguir en Strava, publica lo mismo que Thibaut Pinot pero con los datos de potencia y frecuencia cardíaca. No hay que irse tan lejos