Termina la primera semana del Tour con todo muy abierto y sin ningún favorito del todo muerto. Normalmente, antes de empezar los Pirineos ya se han quedado unos cuantos por el camino. Esta vez no ha sido así literalmente -aún no ha abandonado nadie-, aunque sí hay ya nombres importantes que se han quedado fuera de combate de cara a la general.

Por ejemplo, Vincenzo Nibali, Laurens Ten Dam o Rui Costa se dejaron ayer mismo 14 minutos, o Tom Dumoulin que perdió ni más ni menos que 23. Son los primeros hombres importantes eliminados de cara a la clasificación general, por lo que tendrán que centrarse en ser útiles a sus compañeros de equipos o, en cualquier caso, pelear por victorias de etapa. Que tampoco es mal botín en un Tour.

pirineos-aspin-tour-francia-ordino-bagneres-luchon

En cualquier caso, mañana es el primer asalto pirenaico. Una especie de aperitivo un tanto ‘light’, porque el único puerto serio es el Col D’Aspin. De hecho, es el único puerto de la etapa, amén de una tachuela de cuarta categoría poco antes. Territorio para que pueda prosperar alguna fuga como sucedió ayer con Van Avermaet. Eso sí, el grupo que se marche será de bastante nivel. Veremos si el belga es capaz de mantener el amarillo, aunque se antoja complicado.

Cuatro puertos encadenados

El sábado tendrá lugar la etapa del Tourmalet. Se llega a Bagneres de Luchon después de cuatro puertos y 185 kilómetros. Sin duda será una de las jornadas de todo o nada para los grandes de la general, de momento prácticamente todos vivos. Habrá que ver cómo llega hasta ese día Alberto Contador, que ayer se dejó 30” y ya está a algo más de un minuto de Nairo Quintana y Froome. Pero sigue vivo tras pasar sus peores días sobre la bici.

pirineos-aspin-tour-francia-ordino-bagneres-luchon

Además del Tourmalet, el sábado se subirá la Horquette d’Ancizan, Val Louron y el Peyresourde. Los cuatro puertos vienen prácticamente encadenados así que no habrá mucho respiro. Y la cima del Peyresourde se hollará a poco más de 16 kilómetros de la meta. Sin duda el descenso será a tumba abierta.

Andorra cierra los Pirineos

Precisamente la última etapa de los Pirineos no va a tener ni un kilómetro por territorio francés. Empieza en Vielha, en territorio aranés, y tras subir la Bonaigua de salida y luego el Port del Cantó. Un puerto larguísimo aunque relativamente tendido. El domingo será otro de esos días en los que las fugas tácticas tendrán un papel fundamental y será raro el equipo que no meta a nadie delante.

Después, encadenado desde La Comella hasta Ordino, con el Col de Beixalís enmedio y, con él, la entrada a Andorra. Ojo porque se supera varias veces la barrera de altura de los 2000 metros, por lo que el cuerpo puede jugar una mala pasada a algunos corredores. La cima, en Ordino-Arcalís está situada a 2240 metros de altitud. Sin embargo, será difícil ver en Chris Froome uno de esos ataques demoledores. No porque no esté en condiciones, sino porque el puerto final no es especialmente duro. Pinta más bien a etapa de eliminación donde será el desgaste acumulado de los días anteriores y la huella de la altitud lo que marque la etapa. En cualquier caso, un final pirenaico más que interesante.

pirineos-aspin-contador-bagneres-luchon-tour-francia

Cavendish imparable

En la etapa de hoy entre Arpajon-sur-Cère y Montauban, Mark Cavendish ha vuelto a demostrar el gran estado de forma en que se encuentra. El Expreso de la Isla de Man consigue su tercera victoria en lo que llevamos de Tour y supera así a Bernard Hinault en la lista de los máximos ganadores de etapas en la Grande Boucle.

En una temporada en la que aun no había conseguido victorias de calidad, Cavendish demuestra que aun sigue siendo una fuerza a tener en cuenta en el pelotón y seguro que seguirá mirando hacia arriba para superar las 34 victorias de Eddie Merckx.