La participación española en las pruebas ciclistas de carretera de la edición inaugural de los Juegos Europeos, el gigantesco acto de propaganda orquestado por Azerbaiyán en su capital, Bakú, se saldó con dos éxitos supinos rubricados por un nombre propio: Luis León Sánchez. En la prueba contrarreloj, el murciano obtuvo un meritorio bronce sólo por detrás de dos de los grandes favoritos, Vasil Kiryienka (Bielorrusia) y Stef Clement (Países Bajos). En la línea se llevó el premio gordo.

El secreto del éxito del muleño de Astana estuvo en un compañero, Jesús Herrada, que logró significarse por encima del ganador pese a no obtener presea. “Ha estado fenomenal. Gracias a él he podido ganar, por lo que el mérito de la medalla es suyo”, aseveró Luis León. La actuación del conquense consistió en filtrarse en la fuga inicial y aguantar en cabeza hasta el último metro, resistiendo el tirón cuando llegaron a su vera Andriy Grivko (Ucrania), Petr Vakoc (República Checa) y el propio Luisle. Después impuso un paso cuartelero inalcanzable para el grupo de perseguidores que, con nombres como Tom Boonen (Bélgica) o Niki Terpstra (Países Bajos), trataba de empalmar. Herrada incluso lanzó el esprint que propició el triunfo de Sánchez, que culminó así una carrera de ensueño para la Selección Española.

Los ciclistas y técnicos que representaron a España en los JJEE de Bakú 2015

Los ciclistas y técnicos que representaron a España en los JJEE de Bakú 2015

En féminas, el papel de Sheyla Gutiérrez fue menos brillante. No buscó resultado en la crono, en la cual el oro correspondió a la neerlandesa Ellen van Dijk y su potencia descomunal. En la ruta, la prueba fue un proceso de eliminación en el ecuador del cual cayó Gutiérrez. El oro se lo jugaron Alena Amialiusik (Bielorrusia), ‘Kasia’ Niewiadoma (Polonia) y las neerlandesas Van Dijk y Anna van der Breggen, que no sólo no colaboraron sino que se estorbaron y pusieron el oro y la plata en bandeja a sus contrincantes. Gutiérrez entró 42ª en meta y tuiteó devastada: “¿Qué ha fallado? Yo. No iba… Lo siento…”. Un mensaje amargo que esconde una experiencia valiosa para la prometedora ciclista riojana.