Situado en los Alpes austríacos, el Grosser Oscheniksee, esta considerado el puerto asfaltado más duro de la cordillera alpina. Con sus 17 kilómetros de longitud a una media del 10% de desnivel, este coloso se corona a 2394 metros de altitud, superando un desnivel positivo de 1670 metros.  Sus últimos 10 kilómetros al 13% de media, con tramos que llegan al 20%, y una altitud que supera con creces la barrera de los 2000 metros, lo convierten en un reto para todo aquel que decida coronarlo con éxito sobre su bicicleta. Estos ciclistas deberán afrontar kilómetros y kilómetros de durísimas rampas sobre un paisaje de alta montaña, donde la escasa vegetación permite al viento azotarte a sus anchas en la parte final.

El Grosser Oscheniksee es sin lugar a dudas uno de los puertos más duros que se pueden encontrar en Europa. Todos los héroes que quieran vencerle deberán ir preparados con una buena condición física y un desarrollo acorde a las exigencias de la gesta.