Que el ciclismo se encuentra en un período de auge y expansión es una realidad fuera de toda duda. Tal vez en el sector de la competición en España todavía eso no se haya notado. Desde hace varios años no nacen nuevos equipos, y los que están tratan de hacer malabarismos para sobrevivir. Por lo menos, eso sí, la sangría de estructuras y calendario se ha parado y ahora empiezan a surgir nuevas carreras. Pero fuera de esa burbuja, todo el sector de la bicicleta está en pleno apogeo. Y se empieza a dirigir por caminos que no había explorado hasta ahora. Al menos en España.

Por ejemplo, el cicloturismo. Que, con algunas excepciones en el norte, en España está lejos de alcanzar a Europa. Aunque para la gente del sector es cuestión de tiempo. Así lo ve también Joxean Fernández Matxín, el director deportivo de equipos como Saunier Duval, Geox o Lampre, convertido ahora en el primer ojeador y cazatalentos de este deporte al servicio de Etixx-QuickStep: “No tengo absolutamente ninguna duda de que así será. Llevamos unos años en que la bicicleta ha sido, en un período de crisis, el único sector que ha crecido. No es que haya capeado un temporal, sino que se encuentra más fuerte que al principio de la crisis. Tiene un potencial increíble”, asegura el bilbaíno.

Matxin será este año el encargado de inaugurar la feria Unibike en IFEMA (Madrid), un acontecimiento que se ha consolidado como referencia nacional y al que acude toda la industria del material, gente del mundo de competición… y también representantes de destinos que quieren tomar la delantera y posicionarse para atraer visitantes que se centren en recorrer una comarca, provincia o región sobre su bici, y disfrutarla –y sufrirla- entera.

unibike-ciclismo-crecimiento-sector-industria-matxin-eurobike

Matxin, encargado de inaugurar este año la feria Unibike, en Madrid

“Mucho más real”

El técnico vasco, que atiende a Arueda.com tras presentar los Campeonatos de España Junior de Reinosa, reconoce estar “muy orgulloso y agradecido por poder inaugurar un acto tan importante del sector donde trabajo, ya que es de alguna forma un reconocimiento a la labor realizada” y asegura que la gran fortaleza del ciclismo es que se trata de un deporte “mucho más real que la mayoría” para el aficionado. Lo dice en el sentido de que cualquier usuario que quiera y emplee su dinero en ello puede ir prácticamente igual que un ciclista profesional: “Es mucho más accesible. Un aficionado a la bici que quiera invertir en su afición puede tener el mismo material que un gran campeón. Eso en otros deportes es imposible. Por ejemplo, los amantes de la Fórmula Uno rara vez podrán conducir un monoplaza. Y no digamos ya tener uno”, explica.

En cuanto al apartado turístico, Matxin destaca otro gran valor del ciclismo: “En primer lugar es un deporte económico, y tiene también un hecho diferencial: y es que en lugar de convocar a la gente para ir a un sitio -caso del fútbol, por ejemplo- llevas el evento hasta el lugar que quieres mostrar. Si quiero enseñar la costa, paso la carrera por allí y va a salir en la tele, además la gente del lugar sale a la calle y se produce un boca a boca que las marcas también pueden aprovechar. Es una publicidad que no se ve, pero suma más de lo que parece”. Un ejemplo lo tenemos en la Vuelta a España, que cada año trata de innovar en sus salidas para mostrar lugares únicos que se quieren promocionar. El sábado serán los baños termales de Ourense.

Campo de tests

Sin embargo, sigue estando ese eslabón pendiente. La traslación de ese crecimiento de demanda con todo lo que tenga que ver con el ciclismo –ya es el deporte más popular de nuestro país- al deporte de competición. Algo que no se produce. Para Matxin, se trata de un cúmulo de factores: “Hay muchas cosas que influyen en la falta de equipos. La crisis de credibilidad que tuvo el deporte y de la que está saliendo. La crisis económica y la falta de televisión. Allá por 2004, Saunier Duval salió con 1,5 millones de euros y el patrocinador recibía 300 horas de televisión, o sea, de visibilidad. Hoy, debido a que el coste de la vida es mayor, se necesita casi el doble y no hay ni tanto calendario ni tanta cobertura. Eso hace que sea más complicado”.

Pero no significa que el ciclismo sea un deporte caro. Al contrario: “En comparación con otros, el ciclismo es un deporte económico. El patrocinio no cuesta tanto, pero el ciclismo tiene que aprovechar más su dimensión global. No genera enfrentamientos ni rivalidades deportivas, por lo que empresas que se dirijan a un público genérico tienen un buen mercado en el ciclismo”. La tendencia de futuro puede pasar por complementar el modelo de patrocinio: “Este modelo funciona cuando todo se da bien, pero hay que buscar fórmulas para prevenir y encontrar ingresos alternativos”, remata.

En cambio, lo que está fuera de toda duda es que el profesionalismo se ha convertido en el perfecto campo de pruebas para materiales que después llegarán al gran público: “Todas las marcas quieren que los mejores lleven sus bicis, cuadros y materiales. De eso no hay duda, porque es repercusión directa. Pero aparte, las marcas invierten en los equipos –todos tienen un proveedor oficial de materiales- como vanguardia y avanzadilla de un material que luego llegará al gran público. Ya hay, por ejemplo, materiales superiores al carbono. Las marcas prueban sus grupos de cambios, y así podemos seguir”. Y como consecuencia de ese crecimiento hay cada vez más aficionados que buscan los mismos materiales de los equipos: “Volvemos al principio. Pueden ir equipados como sus ídolos, y se identifican con la marca. Eso las empresas también lo ven y les merece la pena el esfuerzo económico. Por eso el sector de la bici goza de esta salud”.

sagan-specialized

Peter Sagan, imagen de marca de Specialized.

Sector en alza

Según datos de la organización de Unibike, a los que ha tenido acceso Arueda.com, la feria madrileña recibió en 2015 a casi 34.000 visitantes, hubo 231 expositores y más de 500 marcas. “A quien vaya, lo digo de verdad, se le va a hacer corto. Puedes ver auténticas maravillas en innovación. Aprendes, te formas y actualizas tus conocimientos porque cada año hay cosas que te sorprenden. A quien le guste la bicicleta, seguro que no le dará tiempo a verlo todo en un solo día. Se quedará con ganas de más. Unibike está dando pasos para convertirse en otra referencia como Eurobike”, espeta Matxin. Y Eurobike es la gran feria de referencia en Europa. Se celebra en Friedrichafen (Alemania), y contó más de 67.000 visitantes de 103 países en su última edición, con más de 500 expositores.

Pero Eurobike o Unibike no son, evidentemente, las únicas actividades en este sentido, ya que el crecimiento de la industria ciclista no se limita de modo exclusivo a las ferias. Cada vez son más frecuentes los congresos, jornadas y charlas de diverso tipo con el ciclismo como centro gravitatorio. En 2014, la localidad malagueña de Manilva albergó el I Congreso Andaluz sobre ciclismo, con la presencia del ídolo local Luis Ángel Maté. Mallorca acogió en octubre del año pasado el Cycling Meeting.

Pero el fenómeno va más allá: En el departamento mexicano de Guadalajara ya van nueve ediciones del Congreso de Ciclismo Urbano, y en Colombia en febrero de 2017 habrá otro Congreso Nacional, con la presencia del paralímpico nacional Álvaro Galvis. “Y esto seguirá yendo a más. El ciclismo suma, nunca resta. Es ecológico, mejora la salud de quien lo practica y no hace daño a nadie”, asevera Matxin. Lo que está claro es que cada vez atrae a más gente.