El número de corredores se reducirá a 8 en las tres grandes vueltas y a 7 en el resto de carreras en pro del espectáculo y la seguridad.

Los tres mayores organizadores de carreras de ciclismo han acordado reducir el número de corredores en sus carreras en un intento por mejorar la seguridad y el espectáculo del deporte. La nueva regla obligará a reducir en uno el número de corredores en cada equipo; de nueve a ocho en las grandes vueltas por etapas y de ocho a siete en todas las otras carreras.

La decisión fue acordada entre ASO (organizadores del Tour de Francia, Vuelta a España y Paris-Roubaix, entre otros), RCS Sport (organizadores del Giro de Italia, Milan-San Remo, y Il Lombardia) y Flanders Classics (organizadores del Tour de Flandes y Gante-Wevelgem entre otros). En una declaración conjunta, los tres organizadores de la carrera y la Asociación Internacional de Organizadores de Carreras Ciclistas (AIOCC) dijeron que la medida había sido acordada por dos razones.

La primera de las razones esta dirigida a mejorar las condiciones de seguridad de los corredores con un pelotón más pequeño”.

La segunda, que es una consecuencia de este pelotón más pequeño, es hacer más difícil de controlar las carreras, así como mejorar las condiciones y que los organizadores puedan ofrecer mejores carreras a los aficionados al ciclismo”.

Los organizadores esperan que el tener menos corredores en el pelotón puede ayudar a evitar colisiones entre los vehículos de carrera y ciclistas. Aunque esta medida puede reducir los riesgos, y sin dudar de sus buenas intenciones, parece que todo va más encaminado en pro de un menor control de los equipos en carrera.

Y es que ya eran muchas las críticas que señalaban el “control total” que ejercía el equipo Sky en el Tour de Francia, escaparate mundial del ciclismo, como un factor que limitaba enormemente la espectacularidad de este deporte.