En el ciclismo no siempre se gana, y esta vez a Peter Sagan le ha tocado perder. El eslovaco no se lo ha tomado demasiado bien, pero realmente lo que le ha molestado no ha sido el hecho de no haber ganado, sino que –a su juicio, claro- todos los rivales hayan corrido con la intención de chafarle el triunfo a él más que de lograr ellos una victoria. Ha sido esta tarde, en la última y definitiva etapa del Eneco Tour.

Así que el actual campeón del mundo, que por cierto está demostrando llegar en un gran estado de forma, ha reaccionado como suele: sin dejar a nadie indiferente. “Creo que mis rivales no corren para ganar, sino para que yo no gane”, ha dicho tras una jornada en la que un corte con Boasson Hagen y Niki Terpstra ha terminado siendo determinante después de que atrás le hayan dejado todo el peso de la persecución al campeón mundial y reciente rey europeo.

“He ganado más que todos juntos”

Teniendo en cuenta que la última de las dos etapas que ha ganado Sagan en esta carrera la hizo en un grupo de 80 corredores donde no había ni un solo compañero de equipo, era de esperar que hoy el eslovaco tuviera que ir en primera persona a la persecución de esa fuga donde entraron el ganador final de la etapa –Boasson Hagen- y el de la carrera, que terminó siendo Terpstra. Sin ayuda de su equipo y con los rivales mirándolo, finalmente Sagan no pudo hacer frente a los dos galgos, que además iban acompañados por Naesen. Todo esto cuando Rohan Dennis, que era el líder, acababa de abandonar por una caída.

peter-sagan-eneco-tour-niki-terpstra

Fue ahí cuando el campeón del mundo soltó una frase dura, lapidaria: “Yo he ganado más que ellos. He ganado más que todos juntos”. Lo cierto es que el palmarés de Sagan es envidiable tanto en esta temporada como a lo largo de su carrera, pero en cualquier caso no deja de ser llamativo que el eslovaco haya reaccionado así tras su derrota. Lo cierto es que va a tener que acostumbrarse, porque después de varios años de segundos puestos, el hecho de que vuelva a ganar hará que sus rivales lo sitúen en el punto de mira. Como le ocurre a Valverde, por ejemplo, en las clásicas de muros en las Ardenas.

Líder del World Tour

Más allá de la ‘rajada’ de Sagan, lo cierto es que ahora es el nuevo líder del World Tour. Y está verdaderamente cerca de terminar haciéndose con él, porque ya sólo queda Il Lombardía para terminar la clasificación de esta Primera División del ciclismo, por lo que sería el primer año que un español no gana este ranking desde 2011, y el segundo en que un ciclista de nuestro país no la consigue: de siete ediciones, seis han venido a parar a España en la persona de Alberto Contador, Joaquim Rodríguez o Alejandro Valverde.

A día de hoy, Sagan tiene 669 puntos mientras que Nairo Quintana ostenta 609. Froome es tercero con 564 y Contador ocupa la cuarta plaza ya muy lejos, con 428. Lo único que podría pasar es que Nairo acudiese de última hora a Lombardia e hiciera un buen puesto, pero realmente es poco probable por lo que Sagan estaría certificando prácticamente su primer World Tour. Ha demostrado llegar al final de esta temporada en plena forma, por lo que no es descartable que se lleve el segundo arcoíris consecutivo… aunque los rivales corran contra él.