Finalmente Claude Criquelion (1957-2015) no pudo remontar el infarto que sufrió a principios de esta semana. El que fuera uno de los mejores ciclistas de los años ochenta, un auténtico todo-terreno, murió ayer a la edad de 57 años. En el palmarés de Criquelion brilla especialmente una victoria;  la del Campeonato del Mundo de 1984, disputado en el circuito de Montjuïc de Barcelona. Y destaca también una derrota, la del Campeonato del Mundo de 1988, donde una extraña maniobra del canadiense Steve Bauer acabó con Criquelion chocando con las vallas a apenas 200m de la línea de meta. Maurizio Fondiriest aprovechó esa maniobra para imponerse y llevars el oro de aquel Mundial.

{mosimage}Como buen ciclista belga, Criquelion fue sobre todo un ciclista de clásicas y carreras de una semana en las que acumuló un palmarés más que respetable: Semana Catalana (1979). Flecha Brabançona (1982), Clásica de San Sebastián (1983), Flecha Valona (1985 y 1989), Tour de Romandia (1986), Mid Libre (1988), Campeonato de Ruta de Bélgica (1990) y, sobre todo, el Tour de Flandes de 1987. Criquelion debutó en 1979 en le Kas-Campagnolo y su último año en activo fue 1991 en el Lotto-Superclub. En las grandes vueltas, su mejor resultado fue el tercer puesto de la Vuelta a España de 1980. En el Tour fue quinto en 1986 y ‘top ten’ en otras cuatro ocasiones. Os dejamos con dos vídeos de Criquelion, uno en el Mundial de Barcelona de 1984 y otro en el accidentado esprín de Renaix en 1988.