Canyon fusiona los detalles para conseguir una bici de triatlón totalmente integrada.

La renovada Canyon Speedmax CF SLX llama la atención por su imagen, y es que como asegura su ingeniero Wolfgang Kohl “No solo queríamos crear la bici más rápida, sino que también lo parezca”.

Como evidencia la tecnología en este modelo que saldrá a la venta en diciembre, el triatlón está impulsando la evolución en las bicis de carretera. Desde el perfil del cuadro a la forma de cada componente individual, cada elemento ha sido diseñado buscando una eficiencia aerodinámica absoluta.

La geometría ha sido remodelada respecto a la versión anterior, para la optimización del ángulo de dirección, una mayor distancia entre los ejes y unas vainas más largas que mejoran su conducción a alta velocidad y estabilidad.

Además, la amplia gama de configuraciones de la tija, en la cual se puede instalar fácilmente un porta bidones compatible con uno o dos botes estándar, y el cockpit permiten conseguir más fácilmente una posición de pedaleo compacta y eficiente.

cockpit-speedmax

El cambio del freno delantero de la parte trasera de la horquilla a la delantera le otorga mayor rigidez y facilita posibles reparaciones.

Pero sin duda lo más destacado es la total integración de los elementos. En la parte superior del cuadro encontramos tres compartimentos distintos:

Gear Box, caja de herramientas equipada con dos bombonas de CO2, dos desmontables y una cámara de repuesto.

Energy Box, un almacén para los alimentos.

Hydration Source, un sistema de hidratación diseñado para permitir al ciclista mantenerse el mayor tiempo posible en una posición aerodinámica óptima.