La principal característica de esta luz trasera de Bontrager es que ha sido diseñada para ser visible durante el día. La finalidad de la marca es incrementar la seguridad de los ciclistas y hacerlos más visibles incluso en las horas de más luz. La Flare R cuenta con una batería integrada recargable y con una luz de único leed Creed. Según la nota de prensa enviada por la filial de Trek, “la distribución del haz de luz, el modo parpadeo y la intensidad del brillo han sido cuidadosamente estudiados y específicamente diseñados para atraer el foco hacia el ciclista”.

“La óptica equilibrada y el haz de luz focalizado garantizan”, según la marca, “una visibilidad tanto de cerca como de lejos”. Además proporciona hasta 270 grados de visibilidad, con lo cual alcanza una visibilidad de hasta dos kilómetros. El peso anunciado de esta luz es de 36 gramos y la autonomía de 23 horas (en modo continuo nocturno). La Flare R ofrece cuatro modalidades de funcionamiento:

– El modo parpadeo diurno: consiste en potentes destellos de 65Lm en un parpadeo irregular para lograr la máxima visibilidad durante el día y con una autonomía de unas 6h.
– Modo continuo diurno: 25Lm de iluminación continua, ideal para salidas en grupo y autonomía de unas 5h.
– Parpadeo nocturno: un parpadeo irregular completado con destellos cortos de mayor intensidad para lograr una mayor visibilidad durante la noche y una autonomía de 23h.
– Modo continuo nocturno: proporciona 6Lm de iluminación continua para lograr una visibilidad nocturna consistente durante unas 23h.

La Flare R viene con una abrazadera universal Mount Sync, que permite regular el ángulo y la tensión fácilmente y es compatible con todas las luces delanteras y traseras de Bontrager. También incorpora un cable USB para su carga. El precio recomendado de este producto es de 59,99€. Más información sobre Bontrager en la web www.bontrager.com