La marca se suma a la tendencia de las grandes marcas que ofrecen ya en su catálogo 2016 un modelo gravel con frenos de disco.

Scott se mete de lleno en el segmento del gravel con la nueva Addict Gravel Disc, una bici con un cuadro de carbono HMF que, según la marca, pesa 990g. Con este modelo se adentra en una modalidad que ha empezado a convertirse en una categoría ampliamente extendida alrededor del globo. La bici se completa con frenos de disco hidráulicos y grupo Shimano Ultegra para poder ofrecer un gran rendimiento en cualquier tipo de terreno. La Addict Gravel Disc tiene un peso anunciado por la marca de 8,26 kg sin pedales.

Ficha técnica:

Transmisión Shimano Ultegra 11 v
Manillar Syncross RR2.0 Anatomic 31.8mm
Potencia Syncross FL2.0
Tija Syncross FL1.0 ECL
Sillín Syncross FL2.0
Ruedas Syncorss RP2.0 Disc
Tubulares Shwable G-One Fold 700x35C

FOTOS: