Garmin presenta sus nuevas cámaras deportivas Virb X y Virb XE, ambos modelos llegan al mercado tras haber sido rediseñado por completo su anterior modelo (Virb Elit)e. Las nuevas Virb son ahora más pequeños y rectangulares –muy parecidos a la GoPro en dimensiones–. La Virb X es la cámara más básica (desde 299 dólares) mientas que la XE cuenta con mejores especificaciones (desde 399 dólares). La Virb XE puede grabar ahora hasta 1080px a 60 fotogramas por segundo ó 1440px fotogramas por segundo, una mejora sustancial respecto a la Virb Elite del año pasado que no podía ir más allá de 1080p en 30fps. La nueva Virb X, eso sí, se queda en los 1080px a 30fps, pero a un precio mucho más competitivo y acorde a sus prestaciones.

Las cámaras Garmin destacan por contar con receptor GPS en su interior, sin tener que comprar ningún accesorio, y los datos de la ruta se pueden colocar con facilidad sobre el vídeo. En cuanto a conectividad, estas cámaras permiten conexión WiFi, Bluetooth 4.0 o ANT+. Esta multiconexión permite que los datos de algunos dispositivos del ciclista (pulsómetros, altitud, velocidad…) puedan verse reflejados en la grabación. Por lo demás, ambas cámaras pueden capturar imágenes de 12 megapíxeles y cuentan también con micrófonos completamente rediseñados. En cuanto a autonomía, Garmin asegura que ambos modelos alcanzan hasta dos horas de uso continuado. Estas nuevas cámaras estarán disponibles en el mercado estadounidense este verano, en Europa aún no hay fecha concreta de disponibilidad.