Brian Smith (1967, Paisley – Escocia) conoce el ciclismo desde casi todas las perspectivas. Fue corredor profesional, llegando incluso a ser olímpico con Gran Bretaña; ha trabajado en la industria de la bicicleta; ejerce de comentarista en Eurosport; y también ha gestionado y armado equipos ciclistas como Cervélo Test Team o Endura Racing. Su reto actual es MTN-Qhubeka, en el cual entró como mánager interino y ha terminado asumiendo el rol de mánager general, encargándose de toda la parcela deportiva mientras el máximo responsable, Douglas Ryder, maneja los despachos. Tuvimos la oportunidad de conversar media hora con él el pasado sábado, tras la significativa victoria de Steve Cummings en el Mandela Day. He aquí los nueve extractos más interesantes de nuestra conversación, precedidos de su contexto.

Sobre su presencia en el Tour de Francia, en el cual están desplazados también sus directores deportivos Alex Sans, Jens Zemke y Michel Cornelisse.
No es habitual que un mánager general tome el puesto de director deportivo pero tuve la sensación de que el Tour era un escenario muy grande en el cual mi experiencia y mis conocimientos podían ser beneficiosos. Cuando construyes un equipo desarrollas una relación estrecha con los corredores que te permite comprenderlos, apoyarlos y motivarlos para disfrutar al máximo de cada día.

Brian Smith charla con Merhawi Kudus

Brian Smith charla con Merhawi Kudus

Sobre las emociones suscitadas por la victoria de Steve Cummings en el Mandela Day.
Es como si hubiéramos escrito el guión de la etapa. En la parte final, mi mecánico estaba viendo la carrera en el asiento de atrás y me tenía agarrado de los hombros mientras narraba qué veía en la pantalla. Yo sólo esperaba a que me soltara para celebrar la victoria de Steve. Ha sido un momento muy especial, como también lo ha sido el gritar por la radio: “¡Hemos conseguido la victoria, chicos!”

Sobre cómo se gestionó el triunfo desde el pinganillo.
Teníamos pensado atacar antes de la subida a Mende, pero FDJ tomó el mando del grupo y marcó un ritmo exigente, así que le indicamos: “Sé paciente, Steve”. Después, en la subida final, Alex Sans [director de MTN que viajaba en la escapada] le pidió lo mismo. “Esto va a ser una cuestión de piernas, así que es necesario ser inteligente y regular para llegar con fuerza al final de la subida”. El objetivo era evitar lo que le sucedió a Simon Yates, por ejemplo, que por inexperiencia se cebó antes de tiempo. Cuando oí que Pinot y Bardet se detuvieron en la cima para mirarse, supe que Steve lograría ganar si su ataque era bueno. Él es muy difícil de atrapar cuando consigue una ventaja, por pequeña que sea: adopta una posición muy baja en la bicicleta, tiene un motor potentísimo y es bastante hábil para trazar.

Sobre el triunfador del Mandela Day, Steve Cummings.
Es un artista. Sabe sus cualidades y saca el partido máximo de ellas cuando está inspirado. Es muy bueno aerodinámicamente y capaz de rodar muchos kilómetros en cabeza del pelotón con fuerza, pero no es lo suyo por una cuestión de mentalidad. Rinde mejor si disfruta siendo parte del equipo y se le permite expresarse como ciclista, como artista. Si describes a un artista punto por punto qué esperas de su trabajo, no lograrás que sienta la obra como suya y dé lo mejor de sí mismo; es necesario darle libertad. Del mismo modo, Steve sabe correr y sólo hay que proporcionarle confianza y apoyo para que se desempeñe. Hay que creer en él. Una vez siente esto, se crece.

Brian Smith brinda con los componentes de MTN-Qhubeka

Brian Smith brinda con los componentes de MTN-Qhubeka

Sobre la alineación de MTN-Qhubeka en este Tour de Francia.
Los ciclistas que hemos seleccionado para esta carrera han sido elegidos uno a uno por ser excelentes personas y no ir de estrellitas. Queríamos un ambiente positivo y lo hemos logrado.

Sobre la política de fichajes de MTN-Qhubeka el pasado invierno.
Yo sólo he fichado seis ciclistas. Tenía que traer ciclistas expertos con nombres importantes porque los organizadores buscan nombres llamativos y con un pasado relevante, aunque yo también buscaba gente con potencial para brillar en el futuro. Creo que aún no hemos visto lo mejor de Cummings, Boasson Hagen o Pauwels. También Tyler Farrar está demostrando ser un gran capitán de ruta aunque ya no sea un esprínter veloz. Encima, son personas abiertas y dispuestas a convivir con personas provenientes de culturas y contextos tan diferentes como los eritreos o los sudafricanos.

Sobre Matthew Goss, integrante de MTN que en 2011 ganó Milán-San Remo y fue plata en el Mundial de Copenhague y ahora se encuentra sumido en una cuesta abajo deportiva.
Ojalá supiera por qué no rinde Matthew Goss. Si lo supiera, sería feliz. Es una persona genial y entrena bien, pero no rinde. He preguntado a mucha gente al respecto y no logro encontrar una respuesta. Ahora mismo pienso que él no sabe si quiere ser un ciclista de élite, y es una lástima porque tiene un gran talento. Aún dispone de media temporada para dar la vuelta a la tortilla y mostrar lo que vale.

Sobre el rumor de que es representante de la mayoría de corredores incorporados el pasado invierno por MTN-Qhubeka.
No soy representante de corredores ni quiero serlo; si fuera así, habría montado una agencia de representación. Simplemente aconsejo y ayudo a quien me lo pide, pero no es una cuestión de dinero sino de pasión por este deporte, que es el mismo motivo por el que tengo una fundación en Escocia, el Braveheart Fund, para ayudar a ciclistas jóvenes a formarse. A ciclistas como Leopold König, Karel Hnik o David de la Cruz les ayudo, puedo incluso llegar a proponerles opciones, pero son ellos quienes deciden y cuentan con sus propios representantes. Me gustaría dejar claro que los comentarios de que soy mánager de varios de los ciclistas que he fichado este año son completamente falsos.

Sobre la posibilidad de que Mark Cavendish fiche la próxima temporada por MTN-Qhubeka.
No he hablado con él, sino con su mánager. Le dije directamente que no tenemos dinero para contratarle, pero que si viniera con un patrocinador podríamos tener hueco para él y los corredores que quisieran acompañarle. Mark no sabe dónde estará el año que viene; tiene opciones, pero no sé si son de su gusto. Él es un tío inteligente y quizá le apetezca tomar un rol más importante dentro de su próximo equipo. Quizá ser corredor y a la vez accionista del equipo, igual que hizo David Millar en Slipstream [empresa gestora del actual Cannondale-Garmin]. Él puede hacer más grande MTN-Qhubeka. Si encontrara un patrocinador adecuado hablaríamos con él, ¡seguro!