Oahu, la isla hawaiana en la que se celebró el sector ciclista del primer triatlón de la historia, da nombre al nuevo sillín para esa modalidad.

Posee una punta más ancha, para una mayor superficie de apoyo en posición aero, además de un hueco antiprostático en la punta, para liberar presión en la zona perineal. Se ha buscado un diseño que aporte la mayor estabilidad a la pelvis, al reducir la resistencia aerodinámica del corredor de manera significativa. De la misma forma que su novedosa forma ergonómica frena la rotación de los isquiones sin presionar en exceso el periné. La punta más ancha y provista de canal antiprostático permite una óptima posición clásica sin acople, que mejora el rendimiento en cuestas.