Publicamos el comunicado íntegro de la marca española en el que explica los motivos para suspender la celebración de la Pax Avant de este año.

Durante más de un año hemos planificado la Pax Avant del próximo 18 de julio pero ante la imposibilidad de preservar la seguridad de todos los participantes y por nuestra responsabilidad corporativa, hemos decidido no celebrarla. Vamos a proceder a devolver automáticamente y de manera íntegra el coste de la inscripción. Todos los eventos que proponemos se caracterizan por una organización exquisita. En ellos, la seguridad se convierte en una máxima que supera los estándares habituales y es una pieza clave la implicación de las instituciones y las asociaciones colaboradoras. Hace tres años comenzamos la andadura de la Pax Avant a la que hemos pretendido trasladar esos mismos estándares de calidad y seguridad. Las dos primeras ediciones con salida y llegada en Isaba cumplieron nuestras condiciones.

Este año, nuestra propuesta ha sido la de realizar la salida y llegada en Arette. La legislación francesa nos obliga a tener que realizar una serie de concesiones, en determinadas situaciones, que provocarían la falta de control de la prueba por nuestra parte, hecho que no estamos dispuestos a asumir. Nuestro objetivo es siempre ofrecer eventos en los que el usuario solamente venga a disfrutar y nosotros nos encarguemos de la seguridad, de la calidad del evento y de que la experiencia sea satisfactoria en todos los sentidos. Ante la imposibilidad de alcanzar estos estándares tomamos la dolorosa decisión de suspender la Pax Avant 2015.

Mediante esta nota queremos disculparnos por los inconvenientes que esta decisión pueda ocasionar a los inscritos y recalcar que no cejamos en nuestro empeño de organizar la mejor marcha cicloturista de Europa. Más información en la web www.orbea.com