En el acervo del Tour de Francia, ‘Pau’ es una palabra con dos acepciones: “Pirineos” y “Malas noticias”. Pocas peores que la ofrecida ayer por Ivan Basso en la rueda de prensa de Tinkoff-Saxo. Cáncer en el testículo izquierdo. Descubrió el tumor por la mañana; dos horas después, lo contó; apenas terminó de hablar, salió pitando hacia Italia acompañado por el exciclista Giovanni Lombardi. A veces la vida cambia en tres horas. Ya no podrá ayudar a Contador, muy afligido por la enfermedad de quien le ha acompañado 120 días y noches esta temporada, a ganar el Tour de Francia. Eso sí: tiene un 99% de opciones de supervivencia. Pese a las reminiscencias texanas, sería un gesto muy emotivo que certificara su recuperación volviendo a competir en bicicleta algún día.

La rueda de prensa de Basso y Contador, retratada por @qiglesias

La rueda de prensa de Basso y Contador, retratada por @qiglesias

Menos emoción y más desazón hubo en el otro asunto más comentado de la jornada. Durante la tarde, el tuitero @oufeh, integrista antidopaje, publicó en Youtube el vídeo de la subida al Mont Ventoux del Tour 2013 con los datos de rendimiento (vatios, pulsaciones…) de Chris Froome, avasallador aquel día, sobreimpresionados. Dichos datos habían sido provistos por Antoine Vayer, antiguo entrenador de Festina, y podían ser interpretados como un indicador de dopaje o incluso del uso de un motor. Sky los contestó de inmediato diciendo que habían sido hackeados (reconocimiento implícito de veracidad) y emprendiendo acciones legales que acabaron con el vídeo retirado y la cuenta @oufeh fuera de circulación.

No es la primera vez que Sky tiene problemas con los vatios. Varias veces han estado en el ojo del huracán por las estimaciones que Dave Brailsford, mánager del equipo, calificó como “pseudociencia”. Para contrarrestarla, facilitó en su día los datos reales de Froome a L’Équipe, que a su vez encargó al entrenador de FDJ que juzgara su limpieza; el veredicto fue que “el rendimiento era coherente”. Brailsford tildó ayer de “payasos” a quienes juzgaban los datos publicados por Vayer y @oufeh. “Decir ‘En este tramo de 15 minutos tal tío fue demasiado rápido’ no sirve de nada. Si no tienes viento, velocidad, temperatura… Careces de la información completa”. Efectivamente, tal y como sintetizó en su día el entrenador de Sky Tim Keirrison, las estimaciones e interpretaciones de datos parten de “demasiadas asunciones”. He ahí su debilidad. A favor de los pseudocientíficos está que el resultado de sus estimaciones coinciden con los datos presuntamente reales ofrecidos por Vayer.

Lo peor en términos de especulación y duda puede venir hoy. La etapa con final en La Pierre-Saint-Martin es ideal para una exhibición de Sky: llana hasta el puerto final, 15 kilómetros de subida regular y dura, perfecta para una marcha imperial rematada por Froome en el duelo de vatios con el resto de favoritos. “Subir un puerto durante 50 minutos o una hora a tope puede ofrecer sorpresas, y aún más después del día de descanso… puede ser un día para ver cosas importantes”, diagnosticó ayer Alejandro Valverde. Quién llegará más lejos en este escenario, si el murciano o su líder Nairo Quintana, es una de las líneas argumentales más interesantes.

El Tour de Francia es retransmitido en directo por Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 14:00. Podéis encontrar las altimetrías en inrng y la lista de participantes en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #TdF2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Tour.