El campeón mundial de carretera cambia su plaza en la prueba en línea de Río por una opción de conseguir el oro en la prueba de MTB cross country.

Peter Sagan no competirá en las pruebas de ruta en los Juegos Olímpicos de Río 2016, sino que lo hará en la modalidad de mountain bike, según anunció ayer la Federación Eslovaca de Ciclismo. El eslovaco ha cambiado su plaza en la carretera por una opción de conseguir el oro en la prueba de cross country.

El pasado mes de mayo se reportó la posibilidad de que la Federación Eslovaca pidiese una plaza wild-card para el campeón del mundo de ruta en caso de que otros países no cubrieran su asignación de plazas en MTB, pero ahora ha sido seleccionado de plano.

Según el Comité Olímpico Eslovaco, Sagan ofreció su plaza para la prueba en línea, en la que como campeón del mundo se esperaba su participación a pesar de no tener un recorrido óptimo para sus características, a cambio de una plaza en MTB, con el biker Martin Haring tomando su plaza en la montañosa carrera en línea.

“Todo el mundo contaba con que Peter Sagan, como campeón del mundo que es, participara en la prueba de carretera –explicó Peter Privara, presidente de la Federación Eslovaca de Ciclismo–. Peter ha dejado su plaza en la prueba de ruta y la ha cambiado por un dorsal en la de cross country. Tras acabar el Tour de Francia comenzará con un entrenamiento especial durante cuatro semanas. Como sabemos, [Sagan] no solo querrá asistir a los Juegos, sino pelear por las primeras posiciones”.

Sagan, que fue campeón del mundo júnior de MTB en 2008, participó recientemente en dos carreras de ciclismo de montaña tras terminar la temporada de clásicas 2016. Con este cambio en el calendario, ahora tendrá más tiempo para preparar los Juegos, al pasar de participar el día 7 de agosto en carretera al 20 y 21.