Probamos intensamente el nuevo ciclocomputador V650 de Polar con GPS integrado y gestión de datos en la web Polar Flow.

A mediados del mes de abril, Polar pudo por fin anunciar por fin el lanzamiento de su primer GPS integrado para ciclismo. Incomprensiblemente, la marca finlandesa se había demorado mucho en el lanzamiento de un tipo de producto con mucha demanda y que había dado un vuelco total al uso de los clásicos cuentakilómetros para ciclismo. Al menos, Polar ha podido compensar ese retraso con la presentación de un aparato que ya en su momento calificamos como “GPS total”, puesto que aunaba las características propias de diversos tipos de aparatos GPS en uno solo y a un precio competitivo.

Mapas y tracks, próximamente…
Esta circunstancia ha cambiado en los últimos meses, ya que Polar cuenta ahora con un segundo aparato GPS para ciclismo, sin pantalla a color, más compacto y parece que enfocado a un público más racing: el M450. Esta noticia nos da pie a adelantar una novedad que se debería de conocer oficialmente muy pronto y es que el V650 incorporará la posibilidad cargar mapas y seguir tracks. Actualmente, esto no es posible pero, según nos informaron fuentes de la compañía, el anuncio de esa actualización se realizará en unas semanas. De este modo, el V650 se resitúa en la gama de Polar; de GPS ciclista único a un modelo más “touring” de gama alta, con una muy buena gestión de datos de rendimiento, pero que aprovecha al 100% las posibilidades que ofrece una pantalla a color, táctil y de considerables dimensiones con la carga de tracks y mapas.

polar v650 05

El V650 incorpora este led frontal que se puede activar automáticamente.

En marcha
Basado en el sistema operativo Android, el V650 es muy sencillo de configurar y de navegar por sus menús. El aparato permite escoger entre varios perfiles de bicicletas y modos (ciclismo mtb, road o indoor) de manera sencilla e intuitiva. La unidad de prueba que tuvimos no incluía el sensor de velocidad-cadencia. Este accesorio que nos parece muy recomendable, ya que aumenta la precisión de algunos datos del aparato, sin él no se, puede disponer de la inclinación en marcha y, sobre todo, porque permite aumentar sensiblemente la autonomía –en los dos packs de venta se incluye la cinta con sensor de frecuencia cardiaca–. También es importante, destacar que el Polar emplea protocolo de datos Bluetooth Smart; un sistema relativamente nuevo y que esta marca está potenciando en todos sus dispositivos de última generación. Las ventajas del Bluetooth pasan por un menor consumo de batería, mayor precisión y conexión con aparatos tipo móviles, tabletas… La pega es que actualmente la mayoría de marcas aún emplean el ANT+, aunque es casi seguro que en poco tiempo esto cambiará y muchas marcas optarán también por el Bluetooth.

El Polar V650 está repleto de pequeños detalles que le distinguen de otros aparatos de la competencia y que nos parecen muy acertados. Nos ha gustado mucho el detalle de la luz led frontal que, sin ser esencial en un GPS, añade valor al producto y funciona perfectamente a través de un sensor que permite que se active automáticamente al pasar por un túnel o cuando se hace de noche. El dispositivo cuenta únicamente con dos botones: uno lateral de apagado y encendido y el más grande en rojo para la puesta en marcha. La pantalla táctil y el intuitivo sistema operativo hacen el resto. El botón lateral, sirve también para calibrar la altitud de manera rápida y buscar la conexión con los sensores que estamos usando en ese momento. El V650 cuenta con altímetro barométrico, cuya precisión mejora bastante si usamos el sensor de velocidad-cadencia (en caso contrario, podemos encontrar algunas variaciones en el desnivel acumulado de entre 100-150m cada 100 km aproximadamente).

Nos ha gustado mucho la rapidez de conexión del sensor GPS y la capacidad para configurar las diferentes pantallas. Esto último tiene alguna limitación, ya que algunos gráficos y datos no se pueden mostrar si compartimentamos mucho el display. Sorprendentemente, a pesar de ser una pantalla táctil y a color, la visibilidad de los datos en ruta es bastante buena; aunque, como bien sabéis quienes ya usáis una pantalla táctil, acabar una ruta en verano con la pantalla llena de churretes es casi inevitable. Excelente nos ha parecido la autonomía del Polar, nos aguantó casi 13h (sin sensor de velocidad) en la Mallorca 312, muy por encima de la que ofrecen otros aparatos. La relación calidad-precio nos parece muy buena en el V650, ya que ofrece un alto nivel de prestaciones a un precio sensiblemente inferior al de la principal marca de la competencia.

polar v650 04

El Polar es casi tan grande como un smartphone, tiene pantalla táctil y a color.

En el apartado de puntos a mejorar, empezaríamos por el soporte extensor al manillar que quizás por el peso del aparato vibra bastante, incluso se mueve un poco verticalmente en algunos tramos bacheados. Ese soporte tiene un detalle muy acertado y es que la rosca de apoyo es dentada y permite rotar el aparato con seguridad sobre su eje. Recordemos que se incluye un segundo soporte para colocar sobre la potencia con unas juntas elásticas (un soporte totalmente inmóvil y completamente fiable). Los datos de las salidas se vuelcan a la web Polar Flow, excelente en el uso y disposición y a la que hay que conectar el aparato a través de un plug-in específico y conexión wi-fi. Lamentablemente, nuestras salidas no se pueden volcar directamente en la red social de Strava, aunque se puede hacer de manera manual, exportando el archivo.

¿Para quién?
Un GPS muy completo y de rápida conexión en una pantalla bastante grande, a color y táctil. Un aparato muy polivalente, de alto espectro en cuanto a niveles de usuario: desde los competitivos y a los de espíritu más cicloturista. La gestión de la información de los datos de entreno a través de Polar Flow es muy buena y la autonomía la mejor que hemos conocido en un aparato de estas características.

Lo mejor: Presentación de los datos en marcha. Polivalencia y web Polar Flow. El precio.
A mejorar: No muestra algunos datos sin sensor de cadencia-velocidad. No es compatible directamente con Strava.

FUNCIONES
•    Sensor GPS
•    Transmisión Bluetooth Smart
•    Conexión wi-fi a PC
•    Frecuencia cardiaca
•    Led de luz frontal
•    Altímetro barométrico
•    Medidor de cadencia y velocidad
•    Aplicación Polar Flow
•    Pantalla configurable
•    Display a color de 2,8”
•    Autonomía hasta 14h (aprox)
•    Carga mediante USB
•    Incluye dos soportes para manillar
•    Peso comprobado: 124 g
•    Precio: 220€ (sin sensor de cadencia), 270€ (con sensor)
•    www.polar.com/es

Polar V650 GPS