Powerpod es el primer potenciómetro que se fija en el manillar sin necesidad de cambiar las bielas, rueda, pedales o el sistema de rodamiento del pedalier.

Este innovador estimador de potencia se comunica con los dispositivos ANT+ y sus sensores de velocidad y cadencia, con lo que su instalación, sincronización y calibración es muy rápida y sencilla. Esto permite además poder trasladarlo sin esfuerzo de una bicicleta a otra y poder entrenar siempre con los valores de potencia presentes.

Powerpod contiene varios sensores en uno –y en un solo dispositivo–. Gracias a sus más de 800 mediciones por segundo, estima la potencia que desarrolla instantáneamente el ciclista en oposición a las fuerzas que frenan su avance y los cambios en su velocidad. Para ello, analiza la pendiente de la carretera, la resistencia del viento, los cambios de velocidad en forma de aceleración positiva y negativa, la velocidad de avance, la cadencia de pedaleo y, finalmente, la fricción de la carretera.

Con todo ello, Powerpod asegura mostrar una lectura de potencia precisa, a la vez que puede ofrecer una lectura del balance de potencia entre ambas piernas algo más propio de potenciómetros mucho más costosos y de alta gama. Y es que el Powerpod, distribuido por Vicsports, tiene un precio de venta al público de 395 €.