Una marcha de 350 km (y su versión de medio recorrido) que recupera el espíritu de las Audax, pruebas de larga distancia de un solo día de finales del siglo XIX.

El próximo día 30 de abril se celebrará la segunda edición de The Pirinexus 360 Challenge, que este año llega de la mano con el recorrido de media distancia Half P360 Gravel. La presentación se hizo en el hotel Carlemany de Girona, en un acto en el que participaron representantes municipales del Ayuntamiento de Girona y La Jonquera, el Consorcio Vías Verdes, Feria de Girona y Federación Catalana de Ciclismo.

Se trata de una prueba de recorrido circular que transcurre por el trayecto conocido como Pirinexus, que da la vuelta a las comarcas de Girona y el Vallespir francés. Se puede realizar individualmente (non stop) o por relevos en equipos de tres miembros. Tiene un total de 350 km que los participantes deben completar en un tiempo máximo de 20 horas. La prueba comenzará de madrugada en el recinto de Fira de Girona para ir hacia Olot, cruzar la frontera por el emblemático puerto de Ares, llegar hasta Ceret (Francia) y de allí entrar de nuevo en el Principado, pasar por La Jonquera y adentrarse por el Empordà hasta llegar a Calonge. Por la ruta del Ferrocarril, el itinerario inicia el tramo final que lleva a los participantes de nuevo hasta la ciudad de Girona.

La Half P360 Gravel, por su parte, tiene también itinerario circular de 125 kilómetros con salida y llegada en Girona y sigue el curso del río Ter hasta llegar a la desembocadura, pasa por Calonge y vuelve a Girona por la Vía Verde.

The Pirinexus 360 Challenge es una prueba con espíritu gravel, que se puede hacer con cualquier tipo de bicicleta. Es ideal para las bicicletas gravel y de ciclocross, aunque también es apta para bicicletas de carretera con neumático un poco más grueso o de montaña con neumático de 29 liso.

La organización recomienda a los participantes que dispongan de un equipo de apoyo que los acompañe a lo largo del reto ciclista.