No es que eche a andar ahora porque la mitad de los corredores ya llevan varios días en las piernas, pero el equipo Movistar sí vivió ayer su puesta de largo en Madrid. El conjunto telefónico celebró la presentación oficial en la sede central de la compañía. El gigante que desde 2010 sostiene el barco en el que Eusebio Unzué lleva subido ya más de 30 años.

Así que ayer se dio el pistoletazo oficial de salida al Movistar Team 2016, un equipo que con sus virtudes y defectos, lo cierto es que viene siendo durante los últimos tres años el mejor del World Tour. Apoyados en Alejandro Valverde y Nairo Quintana, la escuadra azul tiene una segunda fila y se plantea alcanzar de una vez por todas los pocos objetivos que se le resisten, entre ellos el Tour: “Este equipo va a ser inconformista en 2016”, dijo Unzué como declaración de intenciones.

Hasta 2019

Lo que tenía que ser una temporada ambiciosa para terminar de convencer a Movistar, finalmente se puede convertir en un año de celebración. Porque, según el diario El País, el acuerdo para renovar el patrocinio está bien encaminado y la empresa telefónica seguiría con el equipo hasta el año 2019. Tres temporadas más que darían una enorme estabilidad al proyecto y lo convertirían en uno de los proyectos más longevos del World Tour con un total de nueve años de vida.

 

Un aliciente para afrontar con cierta tranquilidad ese gran objetivo que todavía se le resiste al equipo: el Tour de Francia. Además, más de la mitad de la plantilla tiene contrato hasta 2017, incluidos Nairo y Valverde y gente de la segunda línea que deberá ir ganando peso con el paso de los años: los Herrada e Izaguirre, por ejemplo. Entre los que acaban compromiso con el equipo a finales de esta temporada destaca Juanjo Lobato. Veremos qué temporada hace el gaditano, que ya estuvo en el Down Under aunque sin mucho éxito.

movistar-team-nairo-quintana-alejandro-valverde-world-tour

El desvelo

A Movistar se le resiste el amarillo. Un viejo anhelo de Unzué y su equipo, que realmente hace mucho que no está a su alcance. Sin embargo, en el pasado 2015 sólo les separó algo más de un minuto de alzarse vencedores en París de la mano de Nairo Quintana. Y teniendo en cuenta que el colombiano aún tiene 25 años y dos más en las filas de la escuadra navarra, parece cuestión de tiempo. Por todo, en general. Por el carácter de Nairo, de los pocos corredores capaces de atacar desde lejos en los grandes puertos. Y porque dentro de los ciclistas de su generación o próximos, es el mejor dotado para la subida.

Pero el gran peligro de Quintana es que el Tour se convierta más en una obsesión que en un objetivo. La ‘Grande Boucle’ es una auténtica trituradora de corredores que se ponen la meta de ganarla y terminan naufragando una y otra vez. Algo parecido le ha estado pasando a Valverde durante casi toda su carrera, hasta que el año pasado por fin se desquitó subiendo al cajón de París, entre lágrimas.

El propio Nairo admitió ayer que la carrera francesa le provoca “desvelos”. Ya ha sido segundo en dos ocasiones: “Ser segundo el año pasado me dio seguridad, porque veo que no estaba equivocado en ese sueño”, explicaba a los numerosos medios de comunicación que se congregaron. El colombiano sabe que Froome será una vez más su rival más fuerte, pero realmente ya fue mejor que él en la última semana del pasado Tour. Después del Tour, el siguiente objetivo será Río, donde tendrá intereses contrapuestos a los de España, claro está. Y posteriormente “no descarto la Vuelta”. Y tanto, que de la presentación se marchó a tierras levantinas para inspeccionar las cimas que se afrontarán en la Vuelta a España.

A por todas

El que da el pasito atrás en el equipo es Valverde. Más de 35, en busca de los 36 en abril. Y con la ambición de probar nuevos retos. Así que el murciano se ha decantado por el Giro de Italia, con la intención de subir al podio. Podría convertirse, por cierto, en el tercer ciclista español que lo logra en las tres grandes, junto con Indurain y Contador. Otro hito más para un corredor con un palmarés de leyenda. “O, por qué no, ganarlo”, como él mismo dijo ayer. Competirá, aunque tiene las dudas propias de quien cambia de calendario tras toda la vida haciendo uno similar.

Después, como rival de Nairo, a Río a por el oro olímpico en un recorrido que le favorece mucho. Y donde será el líder de la selección española, como ya ha dicho más de una vez Javier Mínguez pese a que todavía faltan seis meses y medio para la cita brasileño. Después tampoco descarta correr la Vuelta a España, carrera donde ha sido un fijo desde 2012. Lo que, teniendo en cuenta que también estará en el Tour como escudero de lujo de Quintana, implicaría correr las tres grandes. Lo que sí ve “difícil” es mantener el número uno del World Tour. “Con este calendario, es difícil”. Por lo pronto, hoy debuta en la Challenge.

dayer-quintana-nairo-quintana-tour-san-luis-colombia

Dayer Quintana, con Sepúlveda y Nairo en el podio del Tour de San Luis. Foto: Roberto Bettini/BettiniPhoto©2016

Estreno

Como cada año, Movistar suele estrenarse pronto con victoria. En 2015 fueron 31 triunfos, los dos primeros en enero. Esta vez ha llegado por medio de Dayer Quintana, que se hizo con la general del Tour de San Luis. Una victoria emotiva y que le dedicaron a Adriano Malori, todavía en Argentina y recuperándose de una fuerte caída en carrera. También Mallorca suele ser un lugar donde los azules pescan con asiduidad. Veremos este año.

La nota que el equipo distribuyó a la prensa especializada para el arranque de esta sexta temporada del Movistar Team hablaba de más de un millón y medio de kilómetros dando pedales por cuatro continentes y 150 victorias en cinco años. Más allá de lo propagandístico, está claro que el conjunto telefónico es el gran buque insignia de un ciclismo como el nuestro que no anda precisamente sobrado de equipos. Arranca el Movistar versión 6.0.

  • Duffaux

    Indurain fue el primer español en subir al podium de las 3 grandes si no me equivoco

    • Víctor Martín Molina

      Buenas Duffaux,

      Llevas toda la razón. Lo que le faltó fue ganar la Vuelta para tener las tres Grandes, pero podio sí hizo. Queda corregido de inmediato. ¡Gracias por estar al quite!