Los gallos del pelotón internacional van definiendo ya el que será su calendario de competición para la próxima temporada, mientras empiezan a acumular kilómetros y encontrar buenas sensaciones. Todavía son esquemas iniciales, pero los objetivos a grandes rasgos están trazados. Ayer, en la urbanización pamplonica de Gorraiz, le tocó el turno a los líderes del Movistar Team, que junto al director Eusebio Unzue ofrecieron una rueda de prensa en la que realizaron un esbozo de su programa como broche final a la primera concentración para preparar el año.

Y la gran novedad viene de la mano de Alejandro Valverde. A sus 35 años, el ganador del World Tour quiere probar cosas nuevas encima de la bici. De ahí que su primer gran objetivo no vaya a ser otro que el Giro de Italia. “Me hace ilusión y me apetece correrlo”. Tendrá 36 primaveras cuando tome la salida, y es la única grande que aún no conoce. Lo cierto es que el trazado le viene mejor que bien, sobre todo con esa contrarreloj tan dura, llena de repechos, que hace que un ciclista de potencia y arrancadas como él iguale fuerzas con los rodadores.

Además, hasta la última semana casi todas las llegadas en alto son en puertos cortos –especialmente Sestola-, donde Valverde puede imponer su ‘rush’ final sobre el resto de ciclistas. Por lo pronto, se encontrará seguro con Nibali y Richie Porte, ahora en BMC. La nómina de favoritos aumentará. En cualquier caso, y siempre que su cuerpo responda en la última semana –donde más le cuesta- con los encadenados de los Alpes, el reto de subirse al podio en las tres grandes ya es un aliciente por sí solo.

Por si fuera poco, Valverde quiere conocer el Tour de Flandes. Ya lleva dos años dejándose ver por el adoquín, aunque en pruebas menores y para preparar el Tour de Francia. Tratándose de una carrera tan explosiva, el murciano cree que puede hacer un buen papel: “Para disputarla todavía puede ser precipitado, pero me apetece conocerla y creo que puedo hacerlo bien”, explicó ayer. Otro reto atractivo, al que en la primera parte del año se suma la Milán-San Remo. De ahí que sólo vaya a hacer una vuelta antes de la ‘Corsa Rosa’. De momento, la que gana enteros es Tirreno-Adriatico, aunque aún no está decidido.

Una vez pase el reto del Giro, Valverde se pondrá el mono de trabajo para ayudar a Nairo Quintana a ganar el Tour de Francia: “en el Tour la idea es ayudar a Nairo lo máximo posible, estar con él al cien al por cien para intentar ganar el Tour, pero pensando en llegar lo mejor posible a Río”, comentó. Y ese será el otro punto fuerte de la temporada. Los Juegos Olímpicos, que con toda seguridad serán los últimos que corra. El trazado selectivo de la cita brasileña se le adapta casi a la perfección, y tratará de apurar sus opciones en una selección potente donde también estará Alberto Contador y, casi seguro, Purito Rodríguez.

Aún hay más, y es que el reto de Alejandro podría ser todavía mayor. De momento, no descarta participar en las tres grandes vueltas. Recuerden: 35 años, y la mayor obsesión de su carrera deportiva -el podio del Tour- superada. Hora de probar cosas nuevas y explorar sus límites, eso sí, siempre que no termine demasiado cansado. Comenzará “seguramente en Mallorca”, igual que otros años, y después se centrará sobre todo en pruebas de un día.

En cuanto a Nairo, casi no coincidirá con su compañero hasta el Tour. Dará el pistoletazo de salida en el Tour de San Luis, y al contrario que Valverde se fijará en las vueltas: Volta a Catalunya, País Vasco y Romandía. Después, una estancia en altura en su Colombia natal y una inspección a las etapas del Tour para llegar en óptimas condiciones y sin problemas de recorrido: “El objetivo principal y personal es el Tour de Francia y también es indispensable para el equipo. En San Luis se trata de calentar motores y Catalunya y País Vasco son carreras importantes. Vamos a apostar todo por el Tour”. El año pasado fue segundo tras recortar en los Alpes. Al final se quedó a poco más de un minuto. Lo mismo que se dejó en un corte en la segunda etapa. Lo lógico es que, tras la cita de Río, donde también estará, Nairo sí dispute la Vuelta. Una presencia que se hará más necesaria si finalmente no culmina su asalto al Tour.

Del azul al celeste, porque Vincenzo Nibali también va desgranando ya parte de su programa. Se enfrentará a Nairo en el Tour de San Luis, y desde ahí hasta el Giro lo demás es por ahora una incógnita. Lo mismo que cuando acabe la carrera rosa –donde persigue su segunda victoria absoluta-. Tampoco sabe todavía si estará en el Tour, pero sí es seguro que acudirá a Río.

Y, por último, Alberto Contador es el que más claro lo tiene. Cambia Andalucía por Algarve para después hacer París-Niza, Volta a Catalunya y País Vasco. Tras un descanso, enlazará Dauphiné con el Tour de Francia, su gran objetivo. Y, cómo no, marca los Juegos de Río en rojo, tanto la prueba en línea como la crono. En definitiva, la pretemporada sigue su curso y los cracks del pelotón van haciendo sus propuestas de año nuevo. Veremos quién las cumple… y quién se ve obligado a recuperar en septiembre.

Calendario confirmado de los principales corredores

Alejandro Valverde: Challenger de Mallorca, Tirreno-Adriatico, Strade Bianche, Milán-Sanremo, Tour de Flandes, Giro de Italia, Tour de Francia, JJOO Río

Nairo Quintana: Tour de San Luis, Volta a Catalunya, Vuelta al País Vasco, Tour de Romandía, Tour de Francia, JJOO Río, ¿Vuelta a España?

Vincenzo Nibali: Tour de San Luis, Giro de Italia, ¿Tour de Francia? JJOO Río

Alberto Contador: Volta Ao Algarve, París-Niza, Volta a Catalunya, Vuelta al País Vasco, Criterium Du Dauphiné, Tour de Francia, JJOO Río, ¿Vuelta a España?