El casco estrella de la marca italiana ha sido desarrollado, codo con codo, con el Team Sky, los reyes de las ganancias marginales.

Cada vez estamos más familiarizados con las formas de los nuevos modelos Kask, y es que desde que el fabricante italiano empezara a patrocinar al todopoderoso Sky de Froome y compañía, su presencia en las portadas y podios de las más grandes carreras ha sido algo más que habitual.

Polivalencia, rendimiento y comodidad

Como no podía ser de otra forma, y centrándonos ya en el tema que nos ocupa, estamos ante un modelo de altísima gama, y el precio así lo atestigua; 234,95 €. Con un perfil redondeado evita cualquier tipo de forma puntiaguda y asegura un flujo de aire limpio a su alrededor. Un casco semiaero, pero muy ventilado y ligero (223 gramos), para lograr una mayor polivalencia de uso gracias a su rápida disipación del calor mediante los generosos canales de ventilación que encontramos en el interior del mismo. A su vez, el sistema de ajuste y el nivel de calidad de las almohadillas es realmente excelente. El Protone usa un sistema de ajuste denominado Octo fit, que nos permite regular la presión del casco a nuestra cabeza mediante una práctica y precisa ruedecilla situada en la parte occipital, y que además podemos ajustar en su posición –con un rango de movimiento de 180º– para una mayor adaptación a cualquier tipo de cabeza. Se trata de un sistema realmente ergonómico y confortable, que viene apoyado por un acolchado interior de dos capas de gran calidad. Muy mullido y fresco permite un ajuste aún más preciso, a la vez que resulta realmente agradable al tacto con nuestra cabeza. Sobra decir la facilidad de su extracción para el lavado.

La horma del casco es más bien ancha y profunda, así que también será una gran opción para todos aquellos ciclistas que tengan una cabeza redondeada y busquen un accesorio para una mayor comodidad. Las tallas solo varían entre M (45-58) y L (59-62), pero se nos antoja difícil pensar que alguien no encontrase su medida ideal a tenor de su amplísimo rango de ajuste. También debemos señalar el gran nivel de materiales y ajuste de las correas del Protone; de sujeción lateral y fabricadas en nailon son agradables al tacto y no hacen ningún tipo de rozadura. El barbuquejo, por su parte, es algo especial; fabricado en cuero ecológico antialérgico, es quizá algo rígido si lo comparamos con una correa convencional, pero tras un breve período de adaptación, nos olvidamos completamente de él e incluso resulta cómodo.

Conclusiones

El casco Kask Protone es un excelente producto. Polivalente y extremadamente cómodo, olvidarás que lo llevas puesto a los pocos minutos de ponértelo. Con un diseño diferente y mucha personalidad, tendrá tantos detractores como admiradores en este sentido, pero cabe puntualizar la amplia gama de colores que ofrece en este sentido, con más de 15 combinaciones diferentes. Un casco diseñado en el túnel de viento con el que rodar en llano bien acoplado y a la vez poder subir los puertos más duros gracias a su notable ventilación. Sin duda, uno de los mejores productos del mercado y claro exponente de las famosas ganancias marginales del ciclismo moderno. Por último, y si hubiese que encontrarle un pero, sería en relación con las pegatinas, donde podrían haber trabajado con algo más de calidad teniendo en cuenta el precio del casco. Parece que vayan a saltar relativamente pronto.

FICHA TÉCNICA:

Descripción: Fabricado con la tecnología Multi In-Moulding (MIT), fusionando la carcasa interior de poliestireno con la cubierta exterior de policarbonato. Correas de nailon y barbuquejo de cuero ecológico antialérgico.
Sistema de ajuste: Octo fit
Tallas: M (45-58) y L (59-62)
Peso comprobado: 223 gramos (talla M)
Incluye: Almohadillas de repuesto
Precio: 234,95 €
Distribuye en España: Bikemotiv
Web: www.kask.it