Probamos uno de los cascos con un diseño más singular y una estructura basada en el material patentado Koroyd.

Smith es una firma estadounidense especializada en la fabricación de cascos para ciclismo y el esquí, así como gafas y máscaras. Su catálogo se centra en pocos artículos fabricados con mucho cuidado y un toque de exclusividad. Una exclusividad que proviene tanto del diseño final como de los materiales empleados. La intención final es que sus productos sean fácilmente identificables por el usuario.

Hemos tenido la oportunidad de rodar con el modelo Overtake durante las últimas semanas. Se trata del casco tope de gama para ciclismo de carretera de la marca, un modelo de un precio elevado, bastante ligero y que ofrece una estructura exclusiva a base de un material patentado por Smith: Koroyd.

El uso de este material impone un sistema de fabricación novedoso para los cascos de ciclismo. En lugar de la típica inyección de polipropileno sobre un molde, el Overtake cuenta con un esqueleto de Koroyd. Una estructura integral, rígida, en forma de panal de abejas, pero a su vez eficaz para absorver los impactos, multiperforada y ligera. Esta estructura (de color verde en nuestro modelo) se inyecta “in-mold” sobre una carcasa reforzada con aramida para formar un conjunto Aerocore. Este sistema de fabricación dota al Overtake de una estética muy peculiar, que prescinde de los grandes orificios para la entrada de aire de la mayoría de cascos de ciclismo.

En marcha

Pese a esta peculiaridad, el modelo que hemos probado es un casco perfectamente ventilado, no más caluroso que otros modelos del mercado. Quizás en el peso sí que podemos encontrar algunos gramos de más, sobre todo si lo comparamos con otros cascos de gama alta. Pero más importante que eso, el Overtake nos ha gustado por su gran comodidad, su amplía horma y su facilidad para el ajuste. Tanto las correas como el barboquejo son suaves y van perfectamente alineadas a nuestro perfil, sin molestar durante el pedaleo. El sistema de retención trasero es muy progresivo, fácil de ajustar en marcha incluso con guantes largos y cuenta con un anclaje ajustable en tres alturas.

Tras más de una docena de salidas con él, el casco nos ha gustado mucho: se mantiene firme, sin apreturas, sin incomodidades y parece resistente al desgaste y a la suciedad. Quizás lo que menos nos ha gustado de él es que, precisamente por su peculiar diseño, no permite colocar las gafas en los clásicos agujeros de ventilación de otros modelos. En principio, Smith ha solucionado esto con una notable hendidura que recorre casi toda la corona superior del casco, pero lo cierto es que este sistema nos ha parecido cuando menos complicado de encontrar en marcha… la verdad es que no nos hemos fiado mucho de que las gafas no acabaran cayendo. Imaginamos que con unas gafas de la propia firma Smith, este sistema de colocación se integrará perfectamente, pero con otros modelos de gafas hay que ir con cuidado.

¿Para quién?

Un caso diferente, tanto por estética como por propuesta de materiales y estructura. De horma generosa, gran rango de ajuste y muy cómodo. Si eres de los que buscan un signo de distinción en tu equipamiento ciclista y te gustan los casco de gama alta, este Overtake puede ser una gran opción.

Precio: 230,99€
Peso: 288 gramos
Estructura: In-mold Aerocore
Material patentado: Koroyd
Refuerzos: Aramida
Almohadillas: X-Static, enfriamiento reactivo
Ajuste trasero: rueda dentada
Tallas: S (51-55cm), M (55-59) y L (59-62)
Colores disponibles: Negro, blanco
Distribuidor: www.alpcross.com