El nuevo Prevail II es realmente cómodo, seguro y, ahora, mucho más discreto y redondeado

Como ya hemos opinado en otras ocasiones, el Prevail es uno de los mejores cascos de su segmento. En sus seis años de existencia, se ha mantenido entre los más ligeros y ventilados y, lo que es más importante, con el que creemos que tiene el mejor ratio entre nivel de seguridad y peso. Además de pedalear con él a lo largo de todos estos años, hemos tenido incluso la desafortunada circunstancia de romper un par de ellos en sendas caídas en las que el Prevail nos ha salvado de lesiones más allá de los rasguños o magulladuras. Damos fe de que en caso de impacto severo, este casco es uno de los que mejor aguanta el tipo. Hemos podido comprobar en primera persona que, tras un duro golpe contra el asfalto, aunque pueda llegar
a romperse, nunca se llega a desintegrar al quedar unido por su estructura interna de aramida. En este sentido, tenemos claro que tanto esta estructura interna como la espuma de doble densidad EPS no son un argumento de marketing, sino tecnologías que lo hacen, probablemente, el más seguro de su categoría. La unidad que hemos probado en esta ocasión es la II, que corresponde al primer restyling real que en todo este tiempo ha sufrido este casco. En referencia a las prestaciones más perceptibles, el Prevail II no cambia demasiado respecto al Prevail original. Ofrece una ventilación que percibimos muy similar a su antecesor. Su peso tampoco ha variado o apenas lo ha hecho, al mantenerse en unos excelentes 198 g para nuestra unidad de pruebas en talla M.

Diseño renovado

El Prevail II sigue ofreciendo el práctico sistema de regulación vertical Mind Set, que permite hasta cinco posiciones en sentido vertical para ajustar la estructura que sujeta nuestra cabeza. Respecto a lo que no ha cambiado, decir también que las correas siguen sin poder ajustarse en el punto en el que se cruzan por debajo de las orejas. El cambio
más significativo de este Prevail II es sin duda su cambio estético, mucho más refinado ahora y con un supuesto mejor rendimiento aerodinámico que, obviamente, no hemos podido comprobar por nosotros mismos sobre una bici de montaña. Lo que sí podemos decir es que el Prevail II es realmente cómodo, seguro y, ahora, mucho más discreto y redondeado, basta solo con ver las dimensiones mucho más reducidas que tiene la entrada de aire frontal del casco,la famosa Mega Mouthport.

Conclusión

El Prevail II es ideal si quieres un casco de XC de muy altas prestaciones. Es muy ligero y ventilado, pero si no solo buscas peso y aprecias especialmente el nivel de protección y seguridad, es una opción, que sin duda, te interesa. Si has que ponerle un pero, diremos que las correas de este casco quedan ligeramente separadas de la zona de la sien, lo que puede dificultar la colocación de tus gafas.