PRUEBA: Look 795 Aerolight

FOTOS: Jesús Andrés Fernández

>>> Galería: Imágenes de Detalle de la Bici

Fiel al ADN de LOOK, la 795 Aerolight que hemos probado se muestra como una bici muy especial; tecnológicamente superior, rápida, ultra ligera y con una personalidad fuera de toda duda.

Probablemente LOOK nunca ha tenido la dimensión física de los grandes fabricantes que dominan la industria de la bicicleta, sin embargo, siempre ha sido capaz de ofrecer algunas de las bicis más avanzadas del planeta desde el punto de vista tecnológico. Sólo hay que recordar aquellos primeros cuadros de carbono y Kevlar de los años 80 en los que LOOK empleó la denominación KG y que suponían entonces un importante avance en la época en la que todavía el acero y el aluminio eran los materiales que se usaban en la fabricación de bicicletas. Hoy, 30 años después, LOOK sigue ofreciendo auténticas obras de la ingeniería como esta 795 Aerolight. Una bici que es el paradigma respecto al concepto de integración, con tecnologías exclusivas en el pedalier y bielas ZED3 (una evolución de conjunto solidario bielas + eje sobredimensionado ZED que LOOK lanzó allá por 2010). También en su tija integrada que ahora puede albergar la batería de un grupo Di2 o la potencia, que forma parte de la pipa de dirección.

Con todo ello, la 795 Aerolight es una bici que se sale de los estándares. Está concebida como bici aero por la forma de sus tubos, pero con soluciones técnicas que la hacen igual de ligera que muchos modelos escaladores y eso sin duda, es todo un argumento para quien busque tecnología y absoluta exclusividad.

Sus formas pueden llevarte a engaño, pero esta bici sube como algunos de los modelos escaladores de referencia, en eso, su rigidez y ligereza tienen buena parte de la culpa

Concepto aero superlight

Esta cuadro de la 795 aerolight es la punta de lanza de la compañía francesa. Fabricado con carbono de alto módulo de 1,5K, resuelve a la perfección el conflicto existente entre aerodinámica y la búsqueda de un peso ultraligero. Si bien la mayoría de bicis aero del mercado penalizan, en mayor o menor medida en el peso, esta 795 consigue un registro en la báscula de 6,7 kg en nuestra unidad de pruebas montada con un grupo Shimano Ultegra Di2 y en talla L. Un dato nada despreciable para el que busque una bici con la que arañar segundos a altas velocidades, pero que mantenga excelentes dotes de escaladora. Una de las mayores particularidades de esta bici son las particulares formas de su cuadro. Los tubos, cuyos beneficios aerodinámicos han sido avalados por la NACA (Comité de expertos aeronáuticos) han sido diseñados en el túnel del viento para producir las menores turbulencias posibles tras de sí.

Otro aspecto que contribuye a la capacidad de penetración en el aire es el cableado interno en todo el cuadro y ambos puentes de freno integrados, el delantero en la zona interior de la horquilla, no en la cara posterior como en la mayoría de bicis de la competencia y en la parte inferior del pedalier para el puente trasero. Esta solución es sin duda y como ocurre en cualquier bici de este tipo, lo que menos nos convence de los “Aero Concept” como esta 795 aerolight, pues la ubicación de los puentes no es la más eficiente para la frenada, restando a la bicicleta potencia y capacidad de retención. No obstante, debes saber que este mismo cuadro se comercializa en versión Light (No aerolight) con puentes de freno convencionales.

⇓ Continuar leyendo en la siguiente página (Análisis + Ficha Técnica) ⇓