Tu campo visual no se verá afectado en ningún aspecto con estas gafas, tan ligeras y cómodas que olvidarás que las llevas puestas.

¿Llevo las gafas puestas? Esta es la gran pregunta que te viene a la mente después de media hora de bici. Y es que las nuevas Oakley EvZero marcan un antes y un después en lo que a ergonomía y comodidad se refiere. Una gafa extremadamente ligera, de tan solo 23 gramos, que además prescinde de cualquier tipo de montura, más allá de las dos patillas que se sujetan a nuestra cabeza. Además, la lente de las EvZero ofrece un resultado más parecido al de una máscara que al de unas gafas al uso, y es que no encontramos ningún elemento (montura) que limite la visión de nuestros ojos. Algo que sobre todo notaremos y agradeceremos cuando tengamos que acoplarnos sobre la bici, forzando la postura y viéndonos obligados a alzar exageradamente la mirada. En esta situación en la que es habitual encontrarnos con el marco superior de la gafa, que limita nuestro campo visual, ahora deja de ser un inconveniente con las EvZero. A fin de cuentas, el rango de visión que tenemos con y sin las gafas es prácticamente el mismo, y si a esto le unimos su extrema ligereza y comodidad… pues lo dicho, parece que en muchos momentos no las lleves puestas.

Por otro lado, somos muy conscientes de que llevamos las gafas puestas gracias al gran rendimiento que ofrecen las lentes Prizm. La última generación de lentes que ha patentado Oakley y que dota al usuario de un gran nivel de análisis del entorno gracias al gran nivel de contraste de tonos y colores que nos ofrecen las lentes. En este caso, y como no podía ser de otra forma, nuestras EvZero venían montadas con la versión Prizm Road, las lentes de máximo contraste de Oakley para la carretera. Estas se encargan de ofrecer un grandísimo nivel de contraste y eliminar brillos y sombras de la carretera para detectar baches, zonas húmedas, o el relieve del propio asfalto. Del mismo modo, la lente ofrece una buena protección de la luz solar, que si bien resulta muy adecuada en espacios abiertos y claros, puede ser un poco oscura cuando circulamos por carreteras entre bosques en los que quedamos más resguardados de la luz solar. Es especialmente palpable si las usamos en las primeras y últimas horas del día.

¿Para quién?

Sin duda son unas gafas para todos aquellos usuarios que busquen un producto que no altere, en ningún concepto, su campo visual. Realmente cómodas y ligeras, también pueden ser una gran opción para esos usuarios que tengan molestias al cabo de muchas horas con las gafas puestas. Sea como sea, las EvZero Prizm Road son unas gafas excelentes para cualquier ciclista que busque un producto de la máxima calidad sin importarle demasiado el precio, que es acorde con el nivel de prestaciones, es decir, muy elevado.

¿Qué les falta?

Si hubiese que ponerles un pero a estas magníficas gafas sería su polivalencia de uso. Y es que en condiciones de baja luminosidad o cambios de claros a oscuros, hay veces en las que nos resultan demasiado oscuras para nuestro gusto.