FOTOS: Jesús Andrés Fernández

>>> Ir a galería de detalles de la bici

Scott se suma a la fiesta de las bicis Gravel con un modelo heredado del ciclocross y que ahora nos permite disfrutar del ciclismo de una forma distinta y realmente seductora.

Con un cuadro tope de gama, esta nueva Addict se posiciona a la vanguardia tecnológica del segmento gravel. Fabricada en carbono HMX, ofrece unos estándares de rigidez y ligereza simplemente sin precedentes, debido a que, según la marca, el cuadro de la Gravel 10 se sitúa en unos alucinantes 990 gramos. Una cifra que le permite al conjunto de la bici obtener un peso comprobado de 7,57 kilos en talla S y sin pedales. Toda una peso pluma vestida de bici gorda que nos hará volar sobre cualquiera de los terrenos en los que nos adentremos.

En carretera

Sobre el asfalto, la bici rueda con muchísima finura. Es cierto que llevamos unas cubiertas muy anchas (35C) para la carretera, pero se ven compensadas por la rigidez del cuadro y las ruedas Syncros. Tampoco será nunca la bici más rápida del mundo sobre el asfalto, no lo pretende, pero realmente sí logra transmitir la sensación de ir sobre una bici de carretera al uso. Tan solo el desarrollo de la Gravel difiere respecto a lo que sería la experiencia típica de montar en carretera. Y en este sentido, montar un sistema de transmisión monoplato (SRAM Force 1) con un casete trasero 10-42 de once velocidades tiene sus limitaciones. Esta configuración hace que sean varias las situaciones en las que sea realmente difícil encontrar la cadencia más adecuada para cada uno de los momentos, con saltos de coronas muy abultados y muchos dientes de diferencia, por tanto, entre una y otra corona.

>>> Ir a galería de detalles de la bici

Funcionamiento en montaña

Cuando abandonas el asfalto y escuchas por primera vez el rugido de las ruedas sobre la tierra, entiendes las infinitas posibilidades de diversión que te proporciona esta bici. La Scott Addict Gravel 10 literalmente vuela sobre las pistas más anchas de montaña. Y si se nos permite el juego de palabras, el pedalear con fuerza y rabia con ella es una sensación verdaderamente adictiva. Si empiezas, ya no paras.

Cabe señalar que tampoco se trata de una bicicleta gravel convencional. Véase; una geometría supercómoda o la posibilidad de montar alforjas para cargar bolsas de viaje en ella. No, todo lo contrario. La Gravel 10 es la hermana gemela de la Scott Addict CX 10, el modelo de competición tope de gama de la marca para la práctica del ciclocross, y decimos hermana gemela por no decir que son prácticamente la misma bici. Comparten cuadro –y con ello, una misma geometría más o menos relajada–, así como la práctica totalidad del resto de los componentes, incluyendo las mismas ruedas pero con mayor perfil en el caso de la versión CX. Solo se diferencian la una de la otra en un desarrollo más largo (44×10-42) en el caso de la gravel, y en unas cubiertas específicas para ciclocross en el caso de la CX, que, por cierto, vale 300 euros menos.

Como decíamos, no se trata de una bici de paseo gravel, más bien sería una bici de ciclocross pata negra a la que le han dado permiso para salir del circuito. Y es que imaginaos lo que es meter desarrollo para pedalear con rabia sobre tierra en una bici de siete kilos y medio… Pura adrenalina.

>>> Ir a galería de detalles de la bici

Antes de cerrar este apartado, debemos señalar que se trata de una bici gravel, y esto quiere decir que tiene unas limitaciones naturales para la práctica del ciclismo off-road. Sobre pistas anchas y singletracks sencillos con tierra compacta, la bici es un verdadero avión y las cubiertas Schwalbe G-ONE FOLD se comportan a las mil maravillas. Pero cuando la cosa se complica mínimamente (raíces/piedras) o el terreno pasa a ser de barro o piedra mojada, mantenerse en pie sobre la bici pasa a ser una auténtica aventura. Por no decir que si queremos realizar una ruta exigente en el segmento off-road, deberemos tener una buena condición física para mover este desarrollo en las subidas más duras sobre tierra.

Selección de componentes

Sencillamente, brutal. Contamos con el mejor material para disfrutar de una forma distinta del ciclismo. El grupo SRAM Force 1 con frenos de disco hidráulicos nos proporciona una transmisión monoplato rápida y precisa, a la vez que aligera muchísimo el conjunto de la bici. Del mismo modo, los discos hidráulicos de 160 mm de SRAM cumplen su función a la perfección, al aportarnos un extra de control y seguridad. Las ruedas Syncros RT1.0 Carbon Disc con eje pasante y perfil de 24 milímetros son extraordinariamente rígidas y ligeras, y ayudan ostensiblemente a que tengamos esa sensación de montar una bici con la que ir rápido en todo momento. Por último, las cubiertas G-ONE FOLD de Schwalbe funcionan a la perfección tanto dentro como fuera del asfalto, y solo en barro y piedra húmeda pierden notablemente su adherencia debido al microtaqueado de su dibujo y el poco espacio que existe entre los mismos.

¿Para quién es?

Difícil contestar. Se trata de una bici tan versátil que al final se acaba volviendo muy específica. Es decir, si esperas una bici con la que poder suplir alguna de tus otras bicis de carretera o montaña, olvídate. Te permite hacer más o menos lo mismo que con ellas, pero no es ni una cosa ni la otra. Al fin y al cabo, es prácticamente una bici de ciclocross, pero para correr fuera de circuito.

La Addict Gravel 10 es muy singular y para un uso muy específico. Es una bici que invita a la velocidad, sobre todo fuera de la carretera, y también es una interesante opción si te estas planteando correr en ciclocross. Porque adquiriendo unas nuevas cubiertas específicas y reduciendo quizás algo de desarrollo, tendrás la opción de una bici superdivertida para tus salidas gravel más aventureras y, a su vez, un potro purasangre para las carreras de ciclocross. Dos en uno.

>>> Ir a galería de detalles de la bici

AFAVOR

Superligera

Tecnológicamente vanguardista

Muy divertida

Buen funcionamiento en carretera y fuera de ella

ENCONTRA

Las cubiertas sufren mucho en terreno mojado

Desarrollo algo duro

300 euros más cara que su hermana para ciclocross

iconoRopa

Gafas Scott Spur Plus, 128,90 euros

Maillot Scott RC PRO, 89,90 euros

Culote Scott RC PRO, 109,90 euros

Zapatillas Scott Road Lace, 228,90 euros

Calcetines Scott Trail Long, 14,90 euros

Casco Scott Centric Plus, 225,00 euros

Guantes Scott RC PRO SF, 34,90 euros

Ficha Técnica

 

 

Precio 6.299 euros
Peso 7,57 kg (talla 52 sin pedales)
Material Carbono HMX/Tecnología IMP Carbon
Tallas 49, 52, 54, 56 y 58
Garantía De por vida
Horquilla Addict Gravel HMX Flatmount Disc
Pedalier SRAM Force 1, 44T
Casete SRAM XG 1195, (10-42T)
Cadena SRAM PC 1170
Manetas SRAM Force 1 Hydraulic Disc, 11 vel.
Cambio SRAM Force 1, 11 vel.
Llantas Syncros RT1.0 Carbon Disc 24 mm
Neumáticos Schwalbe G-ONE FOLD 700x35C
Frenos SRAM Guide R
Discos Sram Force 1 Hydraulic Disc 160 mm
Manillar Syncros GR1.0 Carbon Gravel/31,8 mm
Potencia Syncros RR1.5 1 1/8″/four Bolt 31,8 mm
Dirección Syncros Integrated
Tija de sillín Syncros Carbon FL1.0 27.2/350 mm
Sillín SDG Circuit, raíles de aluminio MÁS INFO
Contacto info@bmsportech.es
Website www.scott-sports.com

>>> Ir a galería de detalles de la bici