Las nuevas RC9 dan un salto cualitativo en peso y ligereza, pero sin alterar el tradicional estándar de calidad de Shimano.

Algo está cambiado en Shimano y ese algo también se está plasmando en los últimos lanzamientos del fabricante nipón. Pero ¿Hacia dónde están dirigiéndose esos cambios? Hasta ahora, al menos por lo que a su producto se refiere, la compañía de Osaka se distinguía por fabricar componentes o accesorios tremendamente buenos. Con un nivel de funcionalidad y tecnología casi inalcanzables. Quizás algo sobrios y fríos en cuanto a diseño y “branding” pero con un funcionamiento incontestable. Pues bien, ejemplos como sus nuevas zapatillas tope de gama, las RC9 englobadas dentro de su línea de producto S-Phyre, ratifican que esta filosofía, efectivamente, está tomando otro rumbo. Este nuevo modelo de calzado reúne la más alta tecnología específica, a la altura de la empleada siempre en el calzado tope de gama de Shimano. Sin embargo, a nivel estético las RC9 S-Phyre dan un paso realmente importante. Las zapatillas se ven por primea vez, decididamente modernas. Con una estética muy refinada, con el sello S-Phyre, que le dan un aire todavía más exclusivo y con un peso que sin ser el más ligero del mercado, 548 g en talla 45, rompe con el estereotipo de calzado de calidad, pero algo pesado, que podía arrastrar Shimano en el pasado.

Entrando en temas técnicos y de sensaciones, la suela y el empeine forman una misma pieza, lo que comporta un nivel de rigidez y ergonomía superior respecto a lo que podríamos haber visto hasta la fecha en ninguna otra zapatilla de ciclismo. Son tremendamente cómodas en esta zona, especialmente por la ausencia de presiones que pueden ocurrir en zapatillas con empeines menos ergonómicos. El talón también está construido en una sola pieza, aunque esta ya no es una solución que use exclusivamente Shimano. De todos modos, también hay que destacar que en la parte interna de esta zona, la del talón, se emplea un tejido rugoso que sólo el fabricante japonés comenzó a usar hace años en sus zapatillas tope de gama y que aumenta el “grip” de ésta contra el calcetín evitando que haya movimiento para que el pie siempre vaya literalmente “pegado” al calzado, es realmente efectivo. La suela, con factor de rigidez 12, la sensación de firmeza es absoluta o la multitud de escalas en la suela para ayudar a una correcta colocación de las calas, son otras muestras de lo que sabe hacer y muy bien, Shimano. Volviendo a las sensaciones de las RC9 nos ha gustado especialmente el sistema BOA independiente y con un doble sentido de uso, el giratorio, y el vertical. El primero es el más habitual, según el sentido del giro, enrollamos o liberamos cable para ajustar o liberar el pie. Sin embargo, en estas zapatillas podemos separar hacia arriba la roldana del BOA unos milímetros, de forma que se libera todo el cable de golpe y facilita, enormemente, introducir o extraer el pie. Una acción que en otros modelos de la competencia, con piezas muy ergonómicas y rígidas para el talón, no es tan sencillo y en ocasiones, introducir el pie puede ser un auténtico suplicio por el poco espacio disponible o la rigidez de los materiales. En este sentido, la ergonomía de las RC9 se merecen un 10. Tampoco podemos olvidar que existe la posibilidad de elegir hormas según la anchura del pie y la posibilidad de intercambiar almohadillas en el arco plantar, de diferentes alturas.

Para quién es:

Sólo para usuarios dispuestos a pagar por el material de mejor calidad y de alto rendimiento. Uso para el que se orienta, la competición. La línea S-Phyre te gustará si además, buscas un producto exclusivo y distinguido de los accesorios “de serie”.

Qué le falta:

No les falta nada, sinceramente. Solo si eres un acérrimo usuario de Campagnolo y además, de los más maniáticos a la hora de combinar tu equipamiento con tu bici, puedas verte cohibido de usarlas, aunque Shimano ya ha tenido la habilidad, probablemente pensando en ello, de no poner apenas ningún logo corporativo en las zapatillas.

FICHA TÉCNICA

Precio: 359,00 euros.
Peso: 548g. En talla 45 (el par) y sin calas.
Descripción: Zapatilla de alta gama, con sistema de ajuste BOA IP1 independientes, malla 3D, orificios en el empeine para evacuar el agua de la lluvia, estructura unificada de suela y empeine y talón de fibra en una sola pieza.
Tallas: De 36 a 48, desde la 37 a la 47, con tallas intermedias.
Colores: Azul, blanco y amarillo.
Distribuidor: Macario, info@macario.com, 91 887 37 00
Web: www.shimano.com