PRUEBA: Specialized Venge Pro Vias

>>> Galería: Imágenes de Detalle de la Bici

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Su diseño revolucionario y un coeficiente aerodinámico sobre el papel sin precedentes, la postulan como una bici perfecta para volar raso.

La bici que hemos probado durante las últimas semanas no es una bicicleta cualquiera. Se trata nada menos que de una Specialized Venge VIAS (Venge Integrated Aerodinamics System) y concretamente en su versión Pro, la cual se sitúa en la parte alta de la familia Venge, justo por debajo del exclusivo modelo S-Works. En cualquier caso, esta Venge plasma toda la tecnología y capacidad de innovación de la que dispone a día de hoy una compañía de referencia como Specialized, que ha pretendido con este modelo, crear la bici de competición más rápida jamás construida hasta la fecha.

Diferente, muy diferente

Entender las formas y las características técnicas de la Venge sólo es posible si se tiene en cuenta el largo proceso que se ha seguido en su diseño. Cada una de sus piezas, cada zona crítica de su cuadro y cada componente ha sido concebido con la premisa de que sea lo más aerodinámico posible. Así se explica el ancho de sus llantas Roval (21 mm) además del perfil de 65 mm, la forma y sección de su tija, el ínfimo perfil frontal del manillar Aerofly en la zona del agarre superior, la ubicación del freno delantero y su “spoitler” y como no, el hecho de que a día de hoy, sea una de las pocas bicis del mercado, sólo su competidora Trek Madone parece ofrecer algo similar, que consigue integrar todo su cableado dentro del cuadro.

Es una de las aero más efectivas que hemos probado, es fácil mantenerla rodando a altas velocidades.

Del túnel del viento a la tienda

Para quien no lo sepa, la Venge fue desarrollada en el túnel del viento que Specialized tiene en sus instalaciones de Morgan Hill, California. Esta circunstancia ha otorgado gran capacidad de maniobra a sus ingenieros y responsables de producto para el desarrollo e integración de las diferentes partes de esta Venge VIAS que ya hemos comentado anteriormente. El resultado es el de una bici que hoy en día se comercializa en las tiendas y que incorpora tecnología propia de la F-1. Una bici que en la carretera es rígida como una tabla, rápida en el llano como un cohete y precisa como un compás.

En marcha

Al margen de todos los valores que la Venge VIAS pueda arrojar en el túnel del viento, es cierto que si tenemos que basarnos en nuestra experiencia con ella, cuando la aerodinámica fue importante en nuestras jornadas de test, la bici nos mostró un buen plus de velocidad. Rodar a 35 a 40 km/h en llano y con viento neutro, fue más fácil que con otras bicis comparables. Agarrados en la parte baja del manillar y pedaleando a velocidades superiores a 40 km/h es cuando la bici, claramente, nos ofrece todo su potencial. En esas circunstancias la bici corre mucho, es relativamente fácil mantener la velocidad y si hay que trazar, su geometría y rigidez permite giros rápidos y precisos. De hecho, sus medidas son muy similares a la de su hermana más polivalente, Tarmac. No consideramos por tanto que la posición sobre esta bici sea necesariamente más incómoda que la requerida por otras bicis más polivalentes.

⇓ Continuar leyendo en la siguiente página (Análisis + Ficha Técnica) ⇓