Probamos una de las zapatillas de gama alta para ciclismo de carretera de la marca Lake.

Originaria de Estados Unidos y ahora bajo el control de una multinacional holandesa, la firma Lake fue pionera hace ya casi una década en el lanzamiento de zapatillas termoformables. Actualmente disponen de una gama muy selecta de calzado de ciclista, tanto para carretera como montaña, casi todas ellas de gama alta o medio-alta.

En esta prueba hemos probado el modelo CX 237, unas zapatillas pensadas prácticamente para la competición y alto rendimiento, pero que aún así no son las tope de gama de la marca. Pese a esto, las CX 237 son un modelo magnífico para ciclistas que buscan lo mejor en zapatillas, con grandes características: piel natural, suela full carbon, doble cierre Boa, detalles reflectantes, bastante ligeras… Veamos qué tal nos han ido.

lake 005

Piel natural e inserciones de malla en la cubierta de estas Lake CX 237

En marcha
Lo que más nos llamó la atención al sacar las zapatillas de su caja fue el agradable tacto y olor de la piel natural con la que están fabricadas. Este tipo de tejido ofrece un punto más de adaptación a nuestro pie, sin necesidad de procesos termoformables, y además incrementa la ligereza. La cubierta de las CX 237 intercala la piel natural con unas inserciones de maya que facilitan la transpiración. El color en negro de nuestro par de prueba ofrecía un aspecto sobrio y elegante, con apenas unos detalles reflectantes.

Probablemente lo que más nos ha gustado de las Lake ha sido su capacidad de ajuste y adaptación a nuestro pie. Como decíamos, se nota la ductilidad de un material como la piel natural y el doble cierre es sencillamente ideal para lograr un aprieta totalmente a nuestro gusto. Este elemento es sin duda un punto muy a favor de estas zapatillas (de hecho lo es de muchos otros modelos en el mercado), ya que el resto de sistemas de apriete similares que hemos probado son mucho menos precisos y progresivos. La ligereza y la rigidez de la suela son los siguientes aspectos que nos han gustado. Dos elementos que podemos encontrar en la mayoría de zapatillas de este nivel. La suela de las Lake además de ofrecer un nivel de rigidez óptimo, disponen de entradas de aire para refrescar los pies en días de calor. Aunque la firma ofrece este modelo en dos tipos de horma diferentes (regular y ancha), lo cierto es que la versión normal, que hemos probado nosotros, es ya suficientemente ancha. No son para nada unas zapatillas racing de horma estrecha.

Tras más de mil kilómetros de pedaleo, las Lake nos han convencido bastante, tanto por rendimiento como por comodidad. Incluso el precio es bastante competitivo si lo comparamos con otros modelo de similares características. Lo pero sin duda las plantillas interiores; demasiado básicas y planas para unas zapatilla de este nivel.

lake 009

El doble cierre Boa es uno de los mejores detalles de las Lake

¿Para quién?
Unas zapatillas de mucho nivel, disponible en una gran cantidad de tallas e incluso en dos anchuras de la horma. Ligeras, rígidas, cómodas y con un doble cierre Boa que permiten un ajuste muy progresivo y preciso. Obviamente, tanta calidad se paga. Unas zapatillas perfectas para competir.

Lo mejor: peso, doble cierre Boa
A mejorar: plantillas básicas

Cubierta: piel natural y malla sintética
Suela: full carbon HM
Calas: tipo tres agujeros (Time, Shimano, Look)
Cierre: doble Boa
Colores: blanco o negro
Tallas: 37 a 50 (medias tallas 31,5 a 46,5)
Peso comprobado: 248g (talla 43)
Precio: 259€
Distribuye: bikeoffice@bikeoffice.es
Más información: www.lakecycling.com