Qué hacer con Alexis Gougeard. Qué hacer con el francés de Ag2r, 22 añitos de pura potencia, un auténtico mulo que sólo sabe ganar a fuerza de exhibición epatante. “Puede convertirse en un gran ‘flandrien’, pero tiene que aprender a correr”, dicen de él sus coequipiers. Los directores, Lavenu, Jurdie y compañía, se frotan las manos porque tienen en plantilla un diamante en bruto con más margen de progresión en la cabeza que en las piernas. Ayer en Paramera, tan cerca de donde Frank Vandenbroucke realizó una de las mayores exhibiciones de del ciclismo moderno, Gougeard realizó su gran irrupción en el ciclismo de élite. Dejó atrás a 21 compañeros de fuga, se llevó a su rueda a uno (Leo Duque) hasta reventarlo y atrapó a otro (Tiago Machado) para devastarlo también. Total: triunfo fantástico en las murallas de Ávila, un hito necesario en su trayectoria hacia la primera línea mundial.

Qué hacer con Tom Dumoulin. El neerlandés está intratable. Ayer demostró absoluto control y superioridad en todo momento. Cuando Movistar lanzó una ofensiva más voluntariosa que certera, con Alejandro Valverde demarrando sin lógica en el descenso de entrada a la ciudad, “cuando uno no tiene nada que perder, lo prueba, lo prueba y lo prueba”, “yo a por la Vuelta ya no voy”, el ciclista de Giant-Alpecin simplemente esperó. Afiló el cuchillo y lo blandió en las murallas, ataque a fondo para meter a Fabio Aru, dolorido tras una caída originada por Degenkolb a media etapa, tres segundos que pudieron ser más si el jurado no hubiera decidido cerrar los ojos ante un empujón de Luis León Sánchez al sardo en el último kilómetro. Por una artimaña similar, también a cargo del muleño, quitaron a Óscar Freire una victoria en la Itzulia de hace cuatro años.

Qué hacer con cuatro puertos de primera. Navacerrada, Morcuera en un sentido, Morcuera en el otro, y Cotos. Ninguna de las subidas tiene pendientes terminales, apenas hay alguna de doble dígito. Es terreno conocido por la gran mayoría del pelotón, que en algún momento ha competido o entrenado por la sierra de Madrid. “Va a ser un caos”, dice Dumoulin; “todos los equipos irán a fondo e intentarán quitarme el maillot”. Ese es el escenario optimista. El otro es el que vimos ayer cuando Valverde atacó y Tinkoff-Saxo tiró para anularlo y salvaguardar la posición de Majka. Giant-Alpecin es relativamente débil. Astana tiene pólvora y es su última oportunidad de aprovecharla…

Ya veremos qué hacen.

La Vuelta a España es retransmitida en directo por TVE, Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 16:00. Podéis encontrar un análisis del recorrido aquí y los resultados en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #LV2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Vuelta.