La joven marca española propone una novedosa estructura de cuadros para bicis de carretera con el basalto como protagonista.

Tras un largo trabajo previo de ingeniería para determinar las posibilidades reales del basalto, dos jóvenes sevillanos acaban de poner en marcha un nueva marca de bicicletas: Racormance. Se trata de un iniciativa de gran interés puesto que en su propuesta emplean el basalto como material esencial en la construcción de sus cuadros. Según nos explican sus responsables –a quienes visitamos en la pasada edición de Unibike–, el basalto ofrece unas propiedades similares al carbono en cuanto peso-resistencia-rigidez, pero “con una gran capacidad para absorber y minimizar las vibraciones producidas por el terreno”. El ex profesional del Caja Rural, Antonio Piedra, ha avalado la “calidad y prestaciones de estos cuadros, a través de un amplio proceso de pruebas”. El objetivo final de Racormance es ofrece un cuadro para carretera en el que se combine de manera “casi perfecta” la comodidad y el rendimiento, gracias al empleo generalizado de la fibra de basalto.

racormance 06

Racormance fabrica cuadros híbridos de carbono (rojo) y basalto (azul).

La propuesta de Racormance se centra en ofrece un cuadro hecho a medida para el cliente en el que los tubos superiores y la horquilla son de basalto y los inferiores de carbono –los racores también son de carbono–. La marca propone la fabricación de un único modelo de cuadro de carretera que combina en gran medida la rigidez necesaria para un pedaleo constante y la elevada capacidad de absorción del basalto. Además, al fabricarse a medida en España, la geometría se puede adaptar a gusto del cliente. Según la marca, el peso medio de estos cuadros ronda los 1000 gramos y el precio del kit de venta en torno a los 3000€. A modo de muestra, Racormance ha fabricado unas tijas de basalto que sirven para ejemplificar la alta capacidad de absorción de esta fibra. Más información en la web oficial www.racormance.com