Bonificaciones en meta, dos cotrarrelojes y cuatro finales en alto para la próxima edición del Tour de Francia, que partirá desde el mítico Mont Saint-Michel.

Se ha presentado el recorrido del Tour de Francia 2016, en el que se vuelve a apostar por la montaña, si bien tendrá dos cronos que buscarán darle mayor ponderación a la prueba. “El Tour de 2016 será tan montañoso como el del año pasado, aunque las dificultades estarán más repartidas a lo largo de las tres semanas”, rezaba Christian Prudhomme, director de la carrera. Y es que la montaña volverá a ser gran protagonista, pero no el único actor.

El año que viene, la contrarreloj de nuevo recobrará peso en el relato con dos tramos cronometrados. El primero de 37 kilómetros entre Bourg-Saint-Andéol y Pont d’Arc, con un perfil quebrado, donde los hombres fuertes de la carrera pueden sorprender a los especialistas de la disciplina. El segundo, 17 kilómetros de cronoescalada, donde las rampas rondarán el 10 %. Obviamente, no será un Tour para contrarrelojistas, pero evidentemente la disciplina recuperará la entidad que perdió en la edición pasada, donde se disputaron poco menos de 13 kilómetros cronometrados. Chris Froome y Alberto Contador son los máximos favoritos de un recorrido que parece irles como anillo al dedo.


Le parcours 2016 en 3D / The 2016 route in 3D por

El recorrido

El Tour comenzará el próximo 2 de julio en el Mont-Saint-Michel, día en el que los hombres más rápidos del pelotón tendrán la primera oportunidad de medirse en uno de los ocho finales susceptibles de decidirse en sprint masivo. Al día siguiente, otra etapa que transcurrirá bordeando la costa norte francesa ofrecerá el primer final en alto de la carrera –una cota de 3 kilómetros con pendientes máximas del 14 %–. Dos etapas que, junto con las dos jornadas de transición siguientes, decidirán los primeros maillots amarillos de un Tour de Francia que recuperará las bonificaciones en meta (10, 6 y 4 segundos).

La quinta etapa será el primer contacto con la alta montaña. Una jornada que alcanzará el macizo central francés, entre Limoges y Le Lioran, y que contará con dos puertos de entidad en su recorrido: PeyrolPerthus. Una etapa que bien puede dar más de una sorpresa a los favoritos teniendo en cuenta su temprana aparición en carrera. Poco usual en el Tour de Francia.

Continúa leyendo en la siguiente página… ↓