Con el Tour de Francia a la vuelta de la esquina, un grupo de 10 ciclistas se preparan para completar otra épica aventura que triplica la distancia recorrida por La Grande Boucle. Viajando a a través de Europa y Asia, pasando por siete husos horarios y cuatro zonas climáticas, la Red Bull Trans-Siberian Extreme empieza el 15 de julio.

Siguiendo la vía ferroviaria más larga del mundo, conectando Moscú con el mar del Japón, se convierte en uno de los retos más extremos en la actualidad. Los valientes ciclistas que se enfrontarán a la aventura de forma individual serán: Steve Harvey (GRB), Eduard Fuchs (AUT), Kristof Allegaert (BEL), Denis Madjara (RUS). Paola Gianotti – Paolo Aste (ITA), Thomas John – Johannes Rosenberger (ALE), y Ivan Kovalev con Mikhail Ignatyev (RUS) conformarán los equipos por parejas que también rodarán sobre las carreteras rusas durante 23 días en los que sobrepasarán los límites del cuerpo humano.

La distancia de la carrera es de 9195 kilómetros, unas 9 horas en avión, 120 en tren, y unos 7-9 días en coche. Los primeros 1500km serán a través de la parte europea de Russia, donde se concentra el 75% de la población. A partir de ahí se adentrarán el Ural, Siberia, el lago Baikal, la zona de Amur, y el Lejano Este con su natura virgen. Antiguos bosques donde la densidad de la población no llega a las 2-4 personas por kilómetro cuadrado lidiando con las fronteras de Kazakhstan, Mongolia y China.

La fascinación por el Trans-Siberian y la dificultad extrema que supone el reto a nivel deportivo son los principales motivos para la participación de estos atletas venidos de todos los rincones del mundo.Soy una soñadora por la pasión y la aventura, amo los retos“, decía Paola Gianotti, la única representante femenina que pondrá a prueba su cuerpo y mente durante el reto.