El murciano del Movistar Team fue operado ayer con éxito de un problema cardíaco descubierto durante las pruebas médicas de la primera concentración del año.

José Joaquín Rojas, de 30 años, se sometió este miércoles a una operación para corregir una anomalía que puede provocar arritmias cardíacas. El problema en su corazón fue detectado en los tests médicos realizados a toda la plantilla del Movistar Team en el stage de la pretemporada 2016 en Navarra. “Es una dolencia que me diagnosticaron la pasada semana en las pruebas del equipo; en el electrocardiograma y la ecografía se vio que tenía una arritmia”, explicó Rojas.

Se trata del síndrome de Wolff-Parkinson-White, en el que existe una ruta eléctrica adicional del corazón que puede llevar a períodos de frecuencia cardíaca rápida, taquicardias supraventriculares. “En una persona normal no tiene incidencia, pero al someter el cuerpo y el corazón a tanto esfuerzo, correría más peligro de sufrir una taquicardia. Es curarnos en salud”, aclaró el murciano. La operación le fue realizada en el Hospital de Navarra, donde los médicos usaron un catéter para llegar al corazón y luego quemar las fibras que originan el problema.

El pronóstico con tratamiento de esta afección es muy favorable, y Rojas cree que no afectará de forma alguna a su temporada 2016. “La recuperación en principio no debe ser larga. Para nada pienso en no seguir la temporada que viene”, asegura.

A través de su cuenta de Twitter, él mismo informó del desarrollo de la operación:

Las reacciones del mundo del ciclismo no se hicieron esperar. Su compañero, Juanjo Lobato, fue uno de los primeros en congratularse de la noticia y desear su pronta recuperación: