Fotos: Ian Collins / Roval Components

Apenas hace unas horas que en Arueda hemos regresado de la presentación oficial de la última generación de ruedas Roval, celebrada durante cuatro intensas jornadas en Santa Cruz, California. Después de rodar con los nuevos modelos y con la perspectiva que nos dan 12 años, los mismos que han pasado desde que esta marca norteamericana hiciera su primera incursión en le mercado, hay que reconocer que Roval ha dado un salto cualitativo importante, especialmente, en esta última evolución. En nuestra opinión, en todo este tiempo se ha convertido en una de las mejores opciones para quienes busquen unas ruedas con un equilibrio, casi inmejorable, entre ligereza, aerodinámica, rigidez y precio asequible si las comparamos con otros modelos de la competencia.

ADN inconfundible

La conexión es inevitable. A nadie se le escapa que en sus inicios Roval fue lo que podríamos llamar, una marca satélite de Specialized. Sin embargo, los responsables de la compañía de Morgan Hill han decidido que aunque existan conexiones evidentes, Roval debe ser independiente de su famosa prima hermana de la S rasgada. Así pues, los equipos de trabajo que piensan en los nuevos modelos, los diseñan y desarrollan las ruedas, nada tienen que ver respecto a los que trabajan en las bicicletas Specialized. De todas maneras y como es obvio, ambas marcas se retroalimentan en algunos aspectos. Roval sin ir más lejos y para mejorar aspectos aerodinámicos, usa el mismo túnel del viento que hace un tiempo construyó Specialized en sus propias instalaciones. De hecho, este es uno de sus puntos fuertes, pues toda la nueva gama se ha desarrollado íntegramente en este inmejorable banco de pruebas para conseguir las mejores prestaciones posibles contra el viento.

2017 y todo lo que viene

Para este año y a la espera de la llegada de alguna otra novedad, el catálogo Roval de carretera se estructura principalmente en 3 familias. La primera de ellas, la denominada CLX, representa el producto de mayores prestaciones en fibra de carbono. En esta categoría ya conocíamos tanto las CLX 64 como las CLX 32, presentadas más recientemente. Las primeras, con 64 mm de perfil, son el modelo más aerodinámico y de mejor rendimiento a altas velocidades. Las segundas en cambio, se posicionan como las ruedas ultraligeras de Roval, con un perfil común de 32 mm y con pesos que van desde los 1.230 a los 1.350 g dependiendo de la versión. La principal novedad y que pudimos probar a conciencia en California, son sin embargo, la CLX 50. Este nuevo y , último modelo en incorporarse a la familia Roval combina buena parte de la aerodinámica del las CLX 64 con otra buena parte de la ligereza y agilidad de las CLX 32.

Más anchas y menos fricción

Al igual que sus hermanas, las nuevas CLX 50 cuentan con llantas algo más anchas de lo habitual en la mayoría de ruedas del mercado. Una característica que las diferencia de la mayoría y que responde a la información que Roval ha recopilado en sus intensivos test en el túnel del viento. En él, los técnicos de la marca, no han hecho más que corroborar que una llanta más ancha es más aerodinámica siempre y cuando el viento no provenga en sentido totalmente frontal, algo que ocurre en pocas ocasiones. La mayor anchura de la llanta permite también usar neumáticos con más sección, que además, no penalizan con mayor resistencia a la rodadura al tiempo que permiten más confianza en los descensos. Recordemos que todos las llantas de la familia CLX tienen una anchura interna de 20,7 mm mientras que la mayoría de ruedas equiparables de la competencia, tienen anchuras comprendidas entre los 17 y los 19 mm. Por otro lado, hay que destacar el uso en sus bujes, de los prestigiosos rodamientos cerámicos CeramicSpeed. Todo un argumento a favor de estas nuevas CLX 50 que ofrecen con estos exclusivos rodamientos probablemente, los bujes con la menor fricción del mercado.

CLX 50

Llanta de carbono con 20,7 mm de anchura interna.

Versiones para cubierta, tubeless y tubular. Para freno de llanta o discos. Interior de los bujes “Made in DT Swiss” con el mismo mecanismo que sus famosos 240S. Rodamientos cerámicos CeramicSpeed. Perfil de la llanta, 50 mm. Opciones de cierre rápido o ejes pasantes de 12 mm. Montadas a mano y la posibilidad de adquirirse por separado.

Precio: 950 euros la delantera + 1.250 euros la trasera.
Pesos: 607 g delantera / 768 g trasera (Cubierta y freno de llanta)
645 g delantera / 770 g trasera (Cubierta y frenos de disco)
535 g delantera / 695 g trasera (Tubular y frenos de llanta)

Para más información, puedes consultar a información@specialized.com

RAPIDE-CLX-50-Clincher-DISC-3-4-Hero-copy

De izquierda a derecha. CLX 50 / 60 / 32