Parecía una etapa propicia para la fuga y casi lo fue. Se juntaron buenos motores delante, escasez de fuerzas detrás y un terreno tramposo para poner el esprint en solfa. Sin embargo, la inercia es la inercia y en el repecho que lleva a la sede de RAGT, final de la etapa, el pelotón logró cazar a los aventureros. Lo hizo impulsado por un Greg Van Avemaet energúmeno como pocas veces, lanzando su demarraje a 400 metros de meta. Sólo Peter Sagan pudo secundarlo, o intentarlo. Terminó realizando un esfuerzo impotente para rubricar una segunda posición que sólo sirvió para engrandecer la primera del belga.

“No estoy triste, sino cabreado”. ¿Cómo te sientes? “Mal”. “Mis compañeros hicieron un trabajo perfecto y yo fallé”. “En lugar de seguir apretando me senté y se me escapó la victoria”. En esos términos se expresaba Sagan en las distintas entrevistas. Su cuarto segundo puesto en el Tour de Francia supo amargo. La curiosidad vino por suceder justo ante otro de los segundones por excelencia del pelotón, un Van Avermaet considerado unánimemente como un motor privilegiado que tendría un palmarés asombroso con un poco más de cabeza y menos de generosidad. Esta Grande Boucle la corre con el corazón inflamado. Su mujer sale de cuentas el 26 de julio, llegada a París, y él podría marchar a casa este mismo martes para acompañarla en el nacimiento de su hijo común. Su participación estuvo en duda hasta última hora por esta circunstancia. Sin duda, los técnicos de BMC estarán contentos de haber apostado por él.

El nacimiento de un hijo, que para muchos es una bendición y para algunos es una tumba deportiva, costó una temporada a Robert Gesink. El neerlandés, desafortunado como todo el LottoNL-Jumbo, marchaba bien colocado en la general de la pasada Vuelta a España cuando unas complicaciones previas al parto confinaron a su mujer mucho más tiempo del deseable en el hospital. El ‘Ganso’ se vio obligado a arrojar la toalla para volver a Países Bajos con ella. Luego fue el retoño, Bram, quien padeció problemas; no salió del hospital hasta marzo. Si a esto sumamos a unas arritmias nerviosas que costaron a Gesink la primera mitad de 2014, tenemos un ciclista que acumula año y medio de infortunio y está saliendo del pozo en este Tour, en el cual se encuentra séptimo provisional.

Gracias a su ligereza y buen motor, Gesink es uno de los favoritos más destacados a la victoria hoy en el tradicional final del aeródromo de Mende. El último ganador en esta cima fue Purito Rodríguez, en 2010, beneficiándose de las tremendas rampas, su escaso peso y la ambición desmedida de Alberto Contador. Tanto el madrileño como el murciano Alejandro Valverde tienen también una opción en esta subida de plato pequeño y gran dificultad. De triunfar una fuga, ojo a los elementos de MTN-Qhubeka: hoy es el Nelson Mandela Day y quieren conmemorarlo por todo lo alto.

El Tour de Francia es retransmitido en directo por TVE, Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 14:00. Podéis encontrar las altimetrías en inrng y los resultados en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #TdF2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Tour.