La nueva versión del modelo tope de gama de Shimano consta de medidor de potencia integrado, cambio sincronizado y frenos de disco hidráulicos.

Shimano ha presentado el grupo más avanzado que haya fabricado jamás, el nuevo Dura-Ace R9100, creado con el objetivo de maximizar la transmisión de fuerzas para minimizar la pérdida de energía que se produce entre el esfuerzo del ciclista y el resultado alcanzado. Así, cada componente ha sido diseñado para lograr la máxima efectividad del conjunto.

El nuevo Dura-Ace está disponible en múltiples configuraciones y es compatible con el montaje de frenos de zapata o disco hidráulico, cambio mecánico o electrónico, manillares estándar o acoples de contrarreloj para satisfacer las necesidades y preferencias de cada atleta. También adopta la tecnología de cambio Shimano Synchronized Shift en la versión de cambio electrónico, que permite a los usuarios controlar tanto el cambio trasero como el desviador con tan solo un pulsador de cambio e incluye un medidor de potencia integrado opcional y nuevos perfiles de rueda.

Medidor de potencia integrado

Las nuevas bielas Hollowtech II están disponibles con (FC-R9100-P) o sin medidor de potencia (FC-R9100), cinco configuraciones distintas (50-34T, 52-36T, 53-39T, 54-42T y 55-42T) y siete longitudes de brazo de biela desde 165 mm hasta 180 mm con un peso anunciado de 609 g para una configuración 50-34T y 621 g para una 53-39T.

Pero centrándonos en la versión con potenciómetro, cabe destacar que se trata del primer medidor de potencia integrado de Shimano, de fácil montaje y sincronización con dispositivos de terceros fabricantes según la marca, que, además de la medición de vatios, permite ver una medición separada de las dos piernas, así como la cadencia. Para una obtención de resultados más exactos, Shimano ha utilizado tecnología de bikefitting.com, especializada en instrumentos y sistemas de bikefitting y biomecánica.

Para medir la potencia de las piernas derecha e izquierda de manera separada, el cerebro del medidor de potencia está situado en el interior del cuerpo de la biela (en la araña) y en los brazos de la misma. Este cerebro es pequeño, compacto, ligero y, ya que el medidor de potencia está conectado a la araña, los platos se pueden cambiar fácilmente sin afectar a la precisión de la medición. La revisión del sistema, así como la actualización del firmware, se pueden realizar a través de un smartphone o tablet con conexión Bluetooth (E-TUBE).

Tiene una batería recargable integrada que alimenta al sistema, que se carga con un pequeño adaptador magnético sin necesidad de extraer cubiertas o carcasas.

Cambio sincronizado

Shimano introduce por primera vez la nueva tecnología Synchronized Shift, anteriormente conocida como Shimano Synchro Shift, a los grupos electrónicos de carretera después de haber sido usada con éxito en el MTB con los grupos XTR Di2 y XT Di2.

Se trata de una tecnología diseñada para elegir por el ciclista el ratio de marcha más alto o más bajo, de manera independiente al cambio en el desviador delantero. Este cambio sincronizado sigue las indicaciones preprogramadas por el usuario, de manera que solo hace falta subir o bajar con la maneta de freno derecha y los desviadores actuarán solos garantizando la posición de la cadena más óptima para una buena transmisión de potencia, que evitará a la vez posibles cruces de esta. Así, la reducción del número de pulsadores reduce el estrés en los corredores, así como las opciones de decisión, y las dimensiones de las manetas han sido reducidas en un 28 % (de 40 mm de ancho hasta 29 mm), mientras que el peso se ha reducido en hasta un 22 % (de  128 g  a 100 g).

Hay dos modos disponibles de Shimano Synchronized Shift:

  • Full Shimano Synchronized Shift: el desviador delantero reacciona basado en la acción del cambio trasero. Esto significa que cuando está activado, no hay necesidad de tener dos pulsadores separados para controlar el cambio y el desviador, los dos botones de una única maneta controlarán tanto el cambio trasero como el desviador delantero.
  • Semi Shimano Synchronized Shift: el cambio trasero reacciona basado en el cambio del desviador, cambiando hacia la marcha más apropiada cuando el usuario acciona el desviador delantero.

El desviador  y el cambio incorporan estas nuevas funciones. Tanto el cambio (FD-R9150, 104g) como el desviador electrónico (RD-R9150, 204 g) son compactos y siguen un diseño que asegura la operativa de cambio en caso de accidente o golpe. El perfil bajo del cambio incluye la tecnología SHIMANO SHADOW RD, posicionándolo por debajo del casete. Tanto cambio como desviador Di2 se conectan a través de la pequeña unidad wireless de Shimano EW-WU111 y permiten conectividad privada ANT entre el Dura-Ace R9100 y dispositivos de terceros fabricantes. Los componentes se pueden conectar también a través del software Shimano E-TUBE, que incluye aspectos programables del Sistema Di2. Además, gracias a la tecnología Bluetooth, es también accesible desde smartphones y tablets.

Por su parte, los cambios mecánicos también ven mejoras con el objetivo de lograr una respuesta aún más eficiente. Una nueva estructura de desviador y un cambio Direct Mount con tecnología Shimano SHADOW reduce el esfuerzo a la hora de cambiar. Los pesos del desviador (FD-R9100-F) y del cambio (RD-R9100) son de 69 g y 158 g, respectivamente.

Completando la transmisión, Shimano también ha presentado el nuevo pedal superligero DURA-ACE, del que aún no ha revelado el peso.

Frenos de disco

Existen dos opciones de frenos para Dura-Ace; frenos a la llanta mecánicos o frenos de disco hidráulicos. Los frenos de disco hidráulicos Dura-Ace añaden un extra de control y fiabilidad al rendimiento de frenada en condiciones meteorológicas difíciles.

Los puentes de freno a la llanta de doble pivote o montaje directo ofrecen gran potencia de frenada y permiten un mejor balance entre rigidez, peso y poder de frenada. Su diseño fino aporta mayor espacio para cubiertas 28c y una reducción de la flexión de hasta el 43 % sobre los anteriores frenos Dura-Ace. Las opciones de Direct Mount ofrecen un diseño aerodinámico delante (BR-R9110-F), detrás (BR-R9110-RS) o bajo el eje de pedalier (BR-R9110-R).

Las pinzas de freno de disco hidráulico pueden ser montadas directamente en el cuadro (flat mount) para un diseño más limpio. Los nuevos rotores Dura-Ace permiten una reducción del calor, al estabilizar el rendimiento de la frenada. Gracias a un adaptador más grande, se reduce la transmisión del calor a través del rotor, de modo que este se disipe con el aire. Esto da como resultado una reducción de la temperatura del rotor de hasta 30 ºC sobre los rotores actuales de Shimano con tecnología ICE TECHNOLOGIES FREEZA.

En conjunto, el nuevo DURA-ACE R9100 minimiza las pérdidas de energía a través de cada componente. Un rendimiento de cambio fiable, gracias a la tecnología SYNCHRONIZED SHIFT e HYPERGLIDE, junto con una mejor frenada y una línea de ruedas aerodinámicas.

Nuevas ruedas

Hay dos factores que se combinan a la hora de ralentizar la velocidad: el rozamiento del aire y la inercia. Las ruedas DURA-ACE R9100 están diseñadas para combatir estas fuerzas gracias a la aerodinámica y la reducción de la fuerza de resistencia del aire.

Dos nuevas ruedas con ancho de llanta de 28 mm en perfiles C60 y C40 que ofrecen una mayor rigidez al conjunto de la rueda y mejoran la transmisión de energía hacia delante y lateral. Esto se añade a las llantas de carbono ultra-ligero de 60 mm y 40 mm, también diseñadas para reducir la resistencia del aire. Todo el conjunto permite a las ruedas Dura-Ace R9100 C60 ahorrar hasta 16W frente a las actuales DURA-ACE 9000 C50.

Las ruedas C24 completan la gama Dura-Ace, y ofrecen a los usuarios tres perfiles de llanta a elegir (60 mm, 40 mm y 24 mm), con modelos seleccionados disponibles para cubierta, tubular o tubeless, con bujes Shimano quick release y la opción de ejes de carretera E-thru (12 mm).