Si nos dicen que pensemos, a día de hoy, en un ciclista español que pueda aspirar al Giro de Italia, ése es Mikel Landa. El corredor vasco volverá a ser el hombre fuerte del equipo Sky en la carrera transalpina, donde además se va a ver las caras con dos ídolos nacionales como Nibali y Aru. Por si fuera poco, también tendrá enfrente a Nairo Quintana. Como ya hemos dicho en este espacio, el Giro 100 no va a ser uno más.

Y más allá de la insistencia de Gianni Savio en que RCS invite a su equipo como sea, lo cierto es que el devenir de la temporada sigue su curso y para las aspiraciones españolas queda claro que Landa es el único con posibilidades más o menos reales. Pero si ya se le han presentado enemigos externos, todo apunta que tendrá que añadir un competidor más y esta vez en su propia casa. Porque después del fiasco de la pasada temporada en la que el de Murgía tuvo que marcharse completamente vacío en el ecuador de la carrera, Sky no quiere jugárselo todo a una carta y tendrá como colíder a Geraint Thomas.

Ganar en la crono y defender

El galés ha sido siempre un gregario de auténtico lujo para Chris Froome en los Tours de Francia que ha ganado el británico. De eso no hay duda. Pero con los 30 años recién cumplidos, quiere una oportunidad en una gran vuelta y el equipo piensa que esta puede ser la buena. Así lo aseguraba Dario Cioni a Cyclingweekly en una entrevista: “Creemos que Geraint merece esta oportunidad”.

Algo que desde luego no se pone en duda, pero el director tampoco parece tener del todo claro que Landa sea la verdadera apuesta. De hecho, Cioni habla de “dos cartas muy diferentes” a la hora de disputar la clasificación general. Un buen contrarrelojista que tiene que defenderse con uñas y dientes en la montaña, y un escalador que debe limitar todo lo posible las pérdidas en la lucha individual.

nueve-ideal-2015-thomas

La idea de Sky con Thomas es buscar un puesto en el ‘cajón’: “La ruta se adapta bien. Hay una crono larga y otra el último día, y se han perdido las subidas tan duras, no hay muros verticales. Ahí Geraint debe ganar tiempo, y después tiene que ser fuerte y defenderse a sí mismo en la montaña. Sabemos que otras veces lo ha hecho, y además lo ha hecho después de venir de las clásicas, que no es precisamente la mejor preparación”, añadía Cioni en una clara alabanza a su corredor.

Un buen invierno

Sobre Landa, en cambio, únicamente ha dicho que es un “buen escalador que está trabajando la contrarreloj”, y que además ha conseguido realizar “un invierno muy bueno en comparación con las dos temporadas anteriores”. Lo cierto es que el propio corredor ha asegurado públicamente varias veces llevar un invierno muy positivo y estar bien encaminado al inicio de la temporada. Además, tiene intención de correr de forma ofensiva.

Geraint Thomas ya ha debutado. Lo hizo en el Tour Down Under con una participación bastante discreta -49º en la general y sin asomar demasiado- y ahora su primer objetivo importante de la temporada será la París-Niza donde defiende la victoria del año pasado. Hasta ahora, la más importante de su carrera. Por su parte, Landa todavía no ha empezado su temporada competitiva. Es seguro que estará en Tirreno-Adriatico y también en la Volta y el Tour de los Alpes, lo que era el Giro del Trentino. Si no añadiese nada más, acudiría a la salida del Giro con 18 días en las piernas.

En cualquier caso, cuando Landa firmó por Sky lo hacía con la condición de poder liderar el equipo en grandes vueltas, respetando siempre a Froome. Esta vez será así, pero no del todo porque no dispondrá de todo el equipo a su servicio. El liderazgo bicéfalo –bastante raro en la escuadra británica- no siempre se lleva bien, y el propio Landa sabe lo que significa eso. Veremos qué ocurre de aquí a mayo, pero Thomas no va a regalar nada. Ni dentro ni fuera de su propio equipo.