Si cogemos todas las normas UCI sobre el diseño de bicicletas para competición y comenzamos a saltárnoslas una por una, el resultado es la Specialized fUCI.

El nombre lo dice bien claro. Specialized fUCI. Eff you see eye. Fuck the UCI. Que le den a la UCI. Robbert Egger, director creativo de Specialized, desecha todas las normas de diseño de la UCI, a las que define como “una caja”, una limitación a la hora de crear, aunque en el proceso haya caído en otra caja, quizás, igual de restrictiva. La de hacer todo lo que dice la UCI, pero al revés.

Se trata de una concept-bike diseñada para “toda esa otra gente a quien no podría importarle menos la UCI. […] Mi intención era diseñar una bici para alguien que solo quiere ir rápido en una bici de carretera”, dice Egger. Para empezar, cabe destacar que es una e-bike, o bici eléctrica. Esto se debe a la diferencia de tamaño de la rueda trasera (de 33,3”) con respecto a la delantera, que la hace más difícil de girar, por lo que el motor eléctrico asiste en las arrancadas para ganar velocidad rápidamente.

Specialized fUCI 7

Robert Egger, al lado de la fUCI, con un gesto aún más explícito que el propio nombre de la bici.

Pero la fUCI también es una smart bike, o bicicleta inteligente, que quiere integrar tecnología propia de automóviles en su diseño. La capacidad de carga proporcionada por el compartimento detrás del sillín, la batería de litio recargable con un panel solar o la capacidad de conectar tu smartphone a la bicicleta y controlar con él múltiples funciones responden a la voluntad de Egger de “adoptar la tecnología [de los coches] y, donde tenga sentido, incorporarla en las bicicletas”.

Lo último que destaca de la fUCI son el carenado frontal, totalmente prohibido por la UCI, que incrementa la aerodinámica de la bici reduciendo la resistencia del viento, y sus colores. El naranja predomina en todo el conjunto y lo hace resaltar, aunque no lo necesite, aún más.

La reflexión final de Robert Egger es un símil con gafas: “Las gafas pueden hacer parecer hermoso a alguien, o hacerlo espantoso, o intimidante. Yo quería que esta bici hiciera parecer rápido a quien la lleve”.