Inicio arrow Tech arrow Pruebas arrow Natural Shine Half Egg 900 NG-1
Imprimir E-Mail Compartir
Natural Shine Half Egg 900 NG-1
Por Daniel S. Rodríguez   
martes, 08 de marzo de 2011
De la mano de BiiWheel –empresa distribuidora en España– nos llegó este modelo de luz para ciclismo de un único foco y que promete 900 lumens de potencia máxima.

Sencilla y práctica, la Natural Shine Half Egg 900 NG-1 es la versión más sencilla de esta marca en cuanto a luces para ciclismo. Según nos comenta el distribuidor, en breve estarán disponibles otros modelos más potentes de 1500 y 2000 lumens y unos precios anunciados bastante atractivos de  169€ y 199€ respectivamente. El fabricante ofrece en estas luces una garantía de dos años para los componentes y de tres meses en el caso de la batería.

A ojos del consumidor, la principal característica de la gama de luces Halff Egg es su magnífica relación calidad-precio. En el caso del modelo de prueba, por poco más de cien euros (119€, exactamente), disfrutamos de una luz con unas prestaciones más que suficientes para rodar con total garantía en la más completa oscuridad. El pack del producto incluye la Half Egg 900 NG-1, batería plana Li-ion de 8000mAh y 3,7V con cable corto y conexión con doble junta tórica IP67, estuche de transporte de batería, cargador red/usb 100-240V, cable alargo de 90cm, acople casco/cabeza y maletín de transporte.

En marcha
Este modelo cuenta con tres posiciones de alumbrado que se ejecutan mediante un único botón instalado en la parte trasera del foco por este orden: 100% de iluminación, 30% y luz intermitente rápida (100-0%). No disponemos de datos de autonomía, pero en salidas de poco más de dos horas hemos comprobado que la luz a la máxima potencia aguanta sin problemas. La Halff Egg llama la atención por la sencillez de su diseño. El pack original viene con una arandela elástica y un soporte para colocarla en el manillar, aunque también incluye un soporte de plástico con un velcro para el casco. La principal ventaja de llevar la luz en el casco es que aseguramos la iluminación allá donde dirigimos la mirada; en su contra, el soporte del casco es menos estable que llevar la luz sobre el manillar. Nosotros nos hemos decidido por esta última posición.

Rodando con la luz al 30% (300 lumens) la iluminación es más que suficiente para los tramos poco conflictivos. En las salidas de montaña, esa potencia nos servirá perfectamente para casi toda la pedalada y podremos guardar la máxima potencia para los tramos más complicados y las bajadas. En este modelo el cambio de iluminación se realiza presionando el único botón que se encuentra en la parte trasera del foco. Su accionado no es ideal porque nos obliga a soltar una mano del manillar y a sujetar la luz por delante antes de apretar con el pulgar, sin embargo este es un inconveniente mínimo. La sencillez, la fiabilidad y el precio son las mejores características de este producto. El peso es también aceptable (355g, el pack completo sobre la bici). Al tratarse de un modelo con un único foco su ángulo de iluminación no es especialmente amplio y los lados del camino o la carretera apenas se iluminan. En montaña, esto lo notamos más, sobre todo en los giros bruscos, en los cuales ya tienes que ir mirando hacia un lado y aún no has acabado de colocar la bici en esa dirección. Como decíamos, eso se puede solucionar colocando la luz en el casco.

En cuanto a los puntos a mejorar, vamos a mencionar tres aspectos importantes, aunque no insalvables. La carga se realiza mediante conexión USB, lo que hace muy lento el proceso ya que necesitamos muchas horas para asegurar la carga completa de la batería. El segundo aspecto a mejorar es el anclaje de la batería en la bici, hemos echado en falta una tira elástica con velcro o algo similar que nos permitiera sujetarla correctamente. Y, por último, no nos ha acabado de convencer la secuencia de luces en marcha; es decir, lo lógico es pedalear con la luz al 30% y pasar al 100% en tramos técnicos, para ello lo ideal es que accionando una vez al botón se pasara de una illuminación a la otra. Sin embargo, el orden de iluminación de la Half Egg es 100%, 30% e intermitente; por tanto son necesarios dos clicks del botón para mejorar la iluminación. En este vídeo podéis ver el alcance de la iluminación de esta luz en sus diferentes posiciones de alumbrado:


¿Para quién?
Ninguno de los aspectos a mejorar que hemos comentado en esta prueba nos impiden que recomendemos este producto. La Half Egg es una luz idónea para prácticamente todos los usos: tanto de carretera como de montaña, y para casi todos los usuarios: tanto iniciados en las pedaladas nocturnas como novatos. Es muy sencilla de usar e instalar y, sobre todo, tiene un precio súper competitivo. Si aún no has probado con las pedaladas nocturnas, este modelo de Natural Shine es ideal para empezar familiarizarte con ellas sin tener que invertir demasiado y consiguiendo muy buenas prestaciones.

Lo mejor
Facilidad de uso e instalación, gran relación calidad-precio.

A mejorar
Secuencia de cambio de iluminación, carga de batería demasiado lenta y sujeción de la batería a la bici.

FICHA TÉCNICA

- Cuerpo: Aluminio Aeronáutico
- Luces: Led SCCP de 900 Lumens (9 watios)
- Potencia: 900 Lumen (9W), 300 Lumen (3W) e intermitente (100%-0%).
- Batería: cuatro células de Li-ion con cable corto, 8000 mAh, 3,7V
- Tiempo de carga: 5-8 horas aprox.
- Autonomía: 100% 260min.; 30% 750min.; Intermitente 520 min.
- Haz de luz: Interno 15º, externo 90º
- Color de la luz: 6500 Kelvin
- Temperatura operativa: -20ºC – 80ºC
- Peso comprobado: foco (105g), cable (19g), soporte casco (20g), batería (211g): total: 355g
- Precio: 119€

Más información: www.naturalshine.eu


 

Añadir comentario

No tiene permisos para comentar el artículo. Debe iniciar sesión o registrarse.

Opinión

Tienda

Equipación Sportful + Spiuk Nexion
Equipación Sportful + Spiuk Nexion
149,50€

Equipación Sportful + Catlike Shadow
Equipación Sportful + Catlike Shadow
115,50€

Equipación Sportful + Chaleco Reflex 2
Equipación Sportful + Chaleco Reflex 2
109,50€

Mercadillo

Arueda.com