Inicio arrow Tech arrow Reportajes arrow Gafas: Moda y protección
Imprimir E-Mail Compartir
Gafas: Moda y protección
Arueda.com   
martes, 24 de julio de 2007
El uso de gafas se ha generalizado en el ciclismo en los últimos años. Los avances tecnológicos permiten fabricar monturas irrompibles y lentes que se adaptan a las diferentes condiciones de luz. El mercado esta lleno de modelos que oscilan entre los 30 y los 150 euros (e incluso más). Con este artículos queremos orientarlos en este universo en el que la moda y el diseño son casi tan importantes como la protección

El uso de gafas es actualmente tanto una cuestión de marketing como de eficacia

Aunque su uso se ha generalizado muchísimo en los últimos años (de hecho ahora es un complemento casi obligatorio por cuestiones comerciales), siempre se han usado gafas en el ciclismo. Para comprobarlo no tenemos más que admirar fotografías de los tiempos heroicos del ciclismo de principios del siglo XX y veremos a muchos de aquellos ciclistas protegidos por gafas más propias de pioneros aviadores y motociclistas. Y es que su uso es muy recomendable no sólo por la obvia protección a los rayos ultravioletas sino porque nos pueden evitar más de un disgusto grave ante posibles impactos de insectos, agua, piedras u otros objetos cuando circulamos a altas velocidades. De hecho, es en las bajadas cuando más útiles nos parecen las gafas, ya que nos evitan que los ojos lloren debido a la velocidad.

Normalmente, el kit básico de unas gafas ciclistas incluye un juego de lentes, un estuche y una funda limpiadora

Más ventajas
Pero los avances técnicos, nos permiten que actualmente podamos disponer de gafas y lentes que sirven para mucho más que para protegernos del sol. En el mercado son mayoría las gafas que aportan al menos dos pares de lentes diferentes que debemos usar en función de las variables condiciones de luz. Si bien estos modelos son mayoría, hay que decir que no todos incorporan más lentes en una primera compra, ya que algunas ofrecen cristales opcionales que hemos de pagar a parte. Las lentes transparentes, anaranjadas y amarillas son ya generalizadas y están ideadas para mejorar nuestra visión en condiciones de baja luminosidad. Por ejemplo, las lentes de filtro anaranjado o amarillo sirven para aumentar el contraste visual en días nublados o en condiciones de niebla. En este último caso, para evitar el empañamiento muchos de los modelos suelen aplicar un tratamiento denominado Anti-Fog. Otros incorporan ranuras en la lente para que pase el aire y se evapore el vapor y el sudor que se puede acumular.

Cada vez hay más marcas que incorporan un acople para dioptrías en sus modelos

Otro elemento que no hemos de descuidar cuando practicamos ciclismo es el de la altitud. Para muchos de nosotros el verdadero disfrute de este deporte es el de superar puertos a más de dos mil metros sobre el nivel del mar. A esas altitudes, la necesidad de proteger nuestros ojos de las radiaciones solares aumenta debido a la mayor incidencia de las mismas. Actualmente hay muchísimos modelos de gafas en el mercado, muchas de ellas pensadas específicamente para el ciclismo. Simplificando mucho podemos decir que el panorama de gafas se pueden clasificar en función de su diseño (de pantalla o de doble lente), de sus lentes (intercambiables o adaptables) o de sus materiales (policarbonato, Grilamid, NXT, titanio, aluminio, etcétera).

Cuestión de protección
Pero no olvidemos que, más allá de las cuestiones estéticas y comerciales, el uso de las gafas es una cuestión de protección solar. Las gafas de sol son tan importantes para preservar nuestros ojos como lo son las cremas solares para nuestra piel. Fundamentalmente, las gafas nos protegen de los rayos ultravioletas y para eso deben indicar la fórmula UV400 (que significa que nos protegen de los rayos ultravioletas de tipo B, cuya longitud de onda es de 315-380 nm, y que pueden ser los más perjudícales) y, por supuesto, deben de estar homologadas por la Unión Europea a través de la indicación CE.
Siguiendo el consejo de los expertos, hay que asegurar que un filtro solar mal elegido, no sólo es ineficaz, sino que puede ser altamente nocivo para nuestra vista. También es recomendable que quienes usen gafas graduadas se gradúen los cristales de sol o bien se hagan con un kit adaptador. Son varias las marcas que ofrecen una solución de este tipo pero casi todas cobran un precio extra y, en ocasiones, el diseño no es del todo adecuado, aunque, sobre todo en los modelos de gama más alta, se incluye la posibilidad de graduar las propias lentes.

Os recordamos que las gafas deben colocarse por fuera de las cintas del casco para evitar que nos dañen la cara en caso de caída

Las gafas perfectas
¿Cómo deben ser las gafas ciclistas? ¿Qué es mejor una lente adaptable a los cambios de luz o disponer de lentes intercambiables? ¿Cuál es el tamaño adecuado? ¿Me las pongo cuando llueve?... Decidir cómo tienen que ser las mejores gafas es tan difícil como identificar en un modelo concreto la mejor bicicleta. Sin embargo, creemos que sí hay una serie de características necesarias que deben cumplir las marcas para ser consideradas en serio. Evidentemente partimos aquí de la base de que las lentes de los fabricantes cumplen con los requisitos de salud óptica exigidos por la Unión Europea. A partir de ahí, pues, nuestro análisis se centrará en las condiciones más bien prácticas y de diseño:
  • Las gafas tienen que ser grandes: tanto la lente como la montura debe de ser preferiblemente grande. Creemos que un buen tamaño es más recomendable que unas gafas pequeñas porque éstas últimas tienen un uso restringido a las caras pequeñas. Aplaudimos a los fabricantes que se han decidido a fabricar gafas de diferentes tallas, ya que responden a la lógica obvia de que no todas las caras y cabezas tienen las mismas medidas.
  • Mejor adaptables. Por la misma razón de variedad ergonómica recomendamos también unas gafas que se puedan adaptar. Hay varios fabricantes que disponen de varillas, puentes y patillas adaptables, lo cual es una gran ventaja. También reconocemos estos modelos suelen ser los más caros.
  • Lente adaptable o intercambiable. Quizás esta sea la decisión más difícil. En el mercado abundan más las gafas con dos o tres tipos de lentes intercambiables (generalmente: transparentes, anaranjadas-niebla y oscuras). Specialized es la firma que más fuerte ha apostado por un tipo de lente adaptable a las variables lumínicas. Por nuestro profundo conocimiento de ese modelo, podemos decir que son muy ventajosas, ya que nos evitan la molestia de tener que ir con dos tipos de lentes por si nos cambia el tiempo o de tener que quitarnos las gafas en caso necesario. De todos modos, a esos modelos de Specialized les falta un rango de más oscuridad para los días de mucho sol y son bastante caros.
  • Peso. Por nuestra experiencia nos hemos dado cuenta de que el peso no es algo fundamental a la hora de elegir unas gafas. Normalmente unas gafas de ciclismo pesan entre 30 y 18 gramos, y la mayoría se sitúan sobre los 22-24 gramos. En esa horquilla, creemos que la ergonomía (esto es, la adaptación de la gafa a nuestra cara y cabeza) es mucho más importante que el peso. De hecho, una buena ergonomía hará que un modelo parezca más liviano de lo que en realidad es.


 

Añadir comentario

No tiene permisos para comentar el artículo. Debe iniciar sesión o registrarse.

Opinión

Últimos temas

Tienda

Equipación Sportful + Spiuk Nexion
Equipación Sportful + Spiuk Nexion
149,50€

Equipación Sportful + Catlike Shadow
Equipación Sportful + Catlike Shadow
115,50€

Equipación Sportful + Chaleco Reflex 2
Equipación Sportful + Chaleco Reflex 2
109,50€

Arueda.com